El rojo externo cayó con fuerza durante el primer trimestre, de la mano del creciente superávit comercial y del desplome de los viajes al exterior gracias al dólar caro y el impuesto PAIS, efecto que se acentuará hacia delante por la cuarentena global. De esa forma, la cuenta corriente del Balance de pagos dejó un rojo de "apenas" USD444 millones, lo que implicó una mejora del 87,5% respecto a los USD3.544 del primer trimestre del 2019. 

La economía real viene dando buenas señales acerca de la potencial disponibilidad de dólares hacia delante, para cuando comience la lenta recuperación económica, tras el brutal desplome, de más de un cuarto del producto, entre marzo y abril. De todas formas, se tratará de una disponibilidad limitada.

La cuestión de los dólares para financiar el crecimiento es clave: las recurrentes crisis cambiaras ocurren sobre todo en períodos de crecimiento, por la suba de la demanda de divisas que generan los períodos expansivos, tanto por el lado de las mayores importaciones para consumo, como para la inversión productiva. Se necesitan divisas para sostener y financiar el crecimiento.

El investigador Hernán Herrera sostuvo: "Menos importaciones y menos pagos de intereses darán una ayuda. Pero hay un problema: las exportaciones no aportarán mucho y lo financiero tampoco generará demasiados ingresos en los próximos años. Así que el crecimiento, que va a ocurrir, va a ser con el freno de mano puesto".

Como sea, el gran desafío del Gobierno será lograr traducir el desempeño de la dinámica real reflejada en el Balance de pagos, a la caja del MULC, en donde entran a jugar las lógicas especulativas y de cobertura frente a la posibilidad de devaluación. Hacia eso apuntaron las medidas del BCRA y la CNV, en mayo.

En el primer trimestre, el balance de bienes mostró una mejora causada por la recesión: el superávit fue de USD3.774 millones, una suba de 48% respecto a los USD2.550 millones del mismo período del año pasado. La fortísima caída de las importaciones por la megarecesión promete que ese desempeño seguirá hasta fin de año. Se espera que para el 2020 el ingreso de dólares del comercio bata el récord histórico y podría trepar hasta los USD20.000 millones, según la consultora LCG.

Los que jugaron en contra fueron los intereses de la deuda. Por esa vía se fueron USD3.671 millones netos, cantidad similar a lo que entró por bienes. Pero en esa cuenta se vio una contracción del rojo del 20% respecto a los USD4.588 que se habían ido en el primer trimestre del 2019. En lo que viene, salga bien o mal la negociación de la deuda, esa dinámica se calmará, ya que si llega a buen puerto habrá un período de gracia y una quita. Y, si no termina bien, no habrá pagos.

El desempate lo marcó el turismo, aunque ahí también hubo una caída importante y la expectativa es que continúe en esa dinámica. El rojo por los servicios fue de USD862 millones, una mejora de 51,6% contra el mismo período del año pasado. Ahí jugó el impuesto PAIS y el propio efecto de la megadevaluación de salida del período Cambiemos.

El economista Sergio Chouza proyectó: "Falta poco para alcanzar el equilibrio de cuenta corriente. En adelante, la balanza turística va a tener un efecto nulo por la cuarentena. Los intereses de la deuda también se aliviarán".

La cuenta financiera, por su parte, dejó ingresos por USD780 millones. Se trató de una fuerte reducción de 78,6% respecto al primer trimestre del 2019 y hacia delante también irá perdiendo importancia.

Lo explicó Chouza: "Hacia delante, no van a haber grandes flujos de capitales de cartera ni IED. Un mundo más cerrado, más volcado al interior de las economías en materia de inversiones. A partir de ahora, los principales flujos se van a ver en la cuenta corriente. Y ahí tenemos una oportunidad importante de consolidar un saldo positivo que se convierta en un colchón que garantice minimizar las posibilidades de crisis por escasez de dólares".

El informe del Balance de pagos fue publicado por el Indec y mostró que la deuda externa es de USD274.2247 millones y creció USD121.615 M desde fines del 2015.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El mercado ya proyecta una inflación inferior al 40% en el 2020

El mercado ya proyecta una inflación inferior al 40% en el 2020

Pese a la fuga, los plazos fijos compitieron y treparon 4,7%

Pese a la fuga, los plazos fijos compitieron y treparon 4,7%

En julio el BCRA desarmó Leliq y fue un mes de fuerte emisión

En julio el BCRA desarmó Leliq y fue un mes de fuerte emisión

Pese al acuerdo por la deuda, el BCRA siguió vendiendo dólares

Pese al acuerdo por la deuda, el BCRA siguió vendiendo dólares

La inflación de julio permaneció apenas por encima del 2%

La inflación de julio permaneció apenas por encima del 2%

La industria comienza a esbozar un rebote en V pero sigue 13% debajo de la prepandemia

La industria comienza a esbozar un rebote en V

Indec publicará hoy un nuevo capítulo del rebote industrial

Indec publicará hoy un nuevo capítulo del rebote industrial

En medio de los festejos, la recaudación dio un nuevo cachetazo

En medio de los festejos, la recaudación dio un nuevo cachetazo

La recaudación tributaria cayó 12,9% real en julio

La recaudación tributaria cayó 12,9% real en julio

El acuerdo no reactiva pero elimina escenarios apocalípticos

El acuerdo no reactiva pero elimina escenarios apocalípticos