En los primeros cuatro días de agosto, el BCRA tuvo que vender USD428 millones para mantener controlado el ritmo del crawling peg, de manera tal de no permitir una disparada de la inflación, ni dejar que la depreciación trepe por encima de la tasa de interés recargada de los plazos fijos, pero a la vez mantener controlado el nivel de competitividad cambiaria. Desde hacia 10 meses que no se apilaban cuatro días consecutivos con tanta venta de divisas por parte de la autoridad monetaria. Además de las expectativas de devaluación, podría deberse al arbitraje de bonos previo al canje de la deuda.

En aquel entonces, sobre la última semana de octubre, el BCRA comandado por Guido Sandleris, vendió muchísimo más: entre el lunes 22 y el jueves 26 liquidó USD2.505 millones. La diferencia en los números es la diferencia entre una auténtica corrida, como la que aconteció en la semana previa a las elecciones del 27 de octubre del año pasado, y una posición vendedora del Central como la de la semana pasada, que preocupa pero está lejos de los niveles críticos.

Lo que más preocupaciones genera es que los primeros cuatro días de agosto estuvieron signados por el acuerdo con los tenedores de bonos de ley extranjera. Ese hito, se esperaba, debía cambiar por un tiempo las expectativas de devaluación y tener un impacto positivo en la brecha cambiaria, bajando el precio de las cotizaciones paralelas, en el marco del crawling peg de $6 centavos diarios de martes a viernes y de $18 centavos los lunes, tal como viene marcando el ritmo el BCRA, para el dólar oficial. 

Eso no ocurrió: la brecha se disparó durante la semana pasada. El dólar MEP, por caso, batió su récord histórico y alcanzó los $124,65 entre miércoles y viernes. Ayer cerró en niveles parecidos, tras un nuevo pico el lunes.

Eso obligó al BCRA a acelerar levemente las subas diarias durante la semana pasada. Pero, sobre todo, a liquidar más divisas con un nivel de ventas que superó incluso a los de algunas de las semanas más complicadas de mayo, cuando la brecha cambiaria obligó a la autoridad monetaria a endurecer el cepo.

Por caso, el peor comienzo de semana del año había sido la tercera de mayo: entre el lunes 18 y el jueves 21, el BCRA vendió USD407 millones. El jueves siguiente, frente a una dinámica que no se torcía, publicó la comunicación A7030, mediante la cual limitó el acceso a dólares a algunos importadores. La medida logró calmar las aguas temporalmente y durante la primera quincena de junio el Central se volvió comprador de dólares. Ya entre el 18 de junio, cuando cambió el signo de las operaciones, y el jueves pasado, tuvo que vender USD1.097 millones.

La semana pasada habría cerrado con un BCRA todavía vendedor. Esta semana, según ABC Mercados, en principio ya logró moderar la tendencia e incluso habría sido comprador el lunes. 

Si bien las expectativas de devaluación siguen altas, marcada por la brecha cambiaria, lo que lleva a desincentivar la oferta privada y a acelerar la demanda, generando incluso una separación entre las operaciones de comercio exterior y sus pagos, analistas señalan que habrá que esperar a que se concrete el canje para poder evaluar la situación de forma completa: hasta que eso ocurra, existirá arbitraje de algunos bonos en particular, lo que agrega algo de ruido. 

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El impacto de "la cuarentena más larga del mundo"

El impacto de "la cuarentena más larga del mundo"

El consumo frenó su recuperación en agosto

El consumo frenó su recuperación en agosto

Desde 2018, casi 7 millones de personas cayeron en la pobreza

Desde 2018, casi 7 millones de personas cayeron en la pobreza

Una familia necesitó $45.478 para no caer en la pobreza

En paralelo a la canasta básica, la inflación de aceleró en agosto, informó el Indec

Pese al salto del dólar blue, no habrá disparada de la inflación

Pese al salto del dólar blue, no habrá disparada de la inflación

El mercado espera que las medidas presionen sobre el dólar blue, bonos y acciones

El mercado espera presión sobre el blue, bonos y acciones

En septiembre, la inflación está desacelerando

En septiembre, la inflación está desacelerando

El empleo industrial mejoró por primera vez en 30 meses

El empleo industrial mejoró por primera vez en 30 meses

Aunque incluyó IFE, el rojo fiscal se moderó en agosto

Aunque incluyó IFE, el rojo fiscal se moderó en agosto

El Indec ya reconoció que se aceleró la inflación

El Indec ya reconoció que se aceleró la inflación