Como se esperaba tras la debacle cambiaria de agosto, la actividad económica marcó en septiembre la peor caída de todo el año. La variación libre de estacionalidad respecto del mes previo mostró un deterioro de 1,6%. Eso bastó para que el producto, según el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del Indec, tocara su punto más bajo en toda la gestión Cambiemos. Acumuló así una contracción de 5,2% respecto a noviembre de 2015. Para cuando termine su ciclo de cuatro años, la caída del PBI per cápita alcanzará el 9%.

Septiembre fue el mes en el que golpeó más de lleno el traspaso a precios de la devaluación de agosto: la inflación totalizó 5,9% y el salario real cayó 6,2% interanual, según el cálculo del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET). Además la tasa de interés trepó hasta alcanzar el récord histórico de 85,9% (24,8% real, según la inflación esperada en ese momento por el REM del BCRA). Por si eso fuera poco, durante ese mes, con las PASO ya perdidas, el Ministerio de Hacienda hizo un ajuste de 11,4% interanual real en el gasto en obra pública.

Así, pese a que el mismo mes del 2018 había sido pésimo, septiembre del 2019 logró marcar una nueva baja. La interanual cayó 2,1%. Valga la redundancia, cabe destacar que en septiembre del 2018 la inflación llegó a 6,5%, tras la fuerte devaluación de fines de agosto de ese año, cuando el entonces presidente del BCRA, Luis Caputo, todavía estaba a cargo de la política cambiaria. La actividad perdió entonces 6,3% interanual y 2,4% intermensual. Volver a caer, cuando la comparación es contra un mes tan malo, resulta extraordinario.

El economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, afirmó: "Cuando Macri deje el poder, en diciembre de 2019, el nivel de actividad será 5% más bajo que el que recibió en 2015. Si a eso le sumamos el crecimiento poblacional, el nivel será casi 9% más bajo al heredado. Aunque difícil, ojalá se revierta rápido".

Septiembre del 2019 siguió fiel a la costumbre de los últimos meses: el agro creció 11,8% interanual. Pero las actividades urbanas clave en generación de empleo y en aporte al PBI cayeron con especial fuerza: la industria registró una contracción de 5% y el comercio otra de 5,2%, de la mano de la baja del poder adquisitivo de los ingresos fijos. La construcción, por los obstáculos generados en las operaciones por el cepo cambiario y por la continuidad del parate en la obra pública, tuvo una baja de 6,5%.

Además, la intermediación financiera continuó en la senda recesiva, con una caída de 14,6%. Con una curiosidad que no fue novedad: pese a trabajar mucho menos, los bancos más que duplicaron sus ganancias en términos reales (116%, teniendo en cuenta la inflación) durante septiembre. Por la mega tasa de interés que les ofrecían las Leliq, se dieron el lujo de convalidar una caída de los créditos de hasta 45%, según el tipo de línea de préstamo.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

En julio el BCRA desarmó Leliq y fue un mes de fuerte emisión

En julio el BCRA desarmó Leliq y fue un mes de fuerte emisión

Pese al acuerdo por la deuda, el BCRA siguió vendiendo dólares

Pese al acuerdo por la deuda, el BCRA siguió vendiendo dólares

La inflación de julio permaneció apenas por encima del 2%

La inflación de julio permaneció apenas por encima del 2%

La industria comienza a esbozar un rebote en V pero sigue 13% debajo de la prepandemia

La industria comienza a esbozar un rebote en V

Indec publicará hoy un nuevo capítulo del rebote industrial

Indec publicará hoy un nuevo capítulo del rebote industrial

En medio de los festejos, la recaudación dio un nuevo cachetazo

En medio de los festejos, la recaudación dio un nuevo cachetazo

La recaudación tributaria cayó 12,9% real en julio

La recaudación tributaria cayó 12,9% real en julio

El acuerdo no reactiva pero elimina escenarios apocalípticos

El acuerdo no reactiva pero elimina escenarios apocalípticos

El cepo hard dio un respiro en junio pese a la suba de la fuga

Junio registró un alza del 37% en compra de divisas

Bancos recuperaron terreno y sus ganancias mejoraron 40% en mayo

Bancos recuperaron terreno y sus ganancias mejoraron 40% en mayo