El presidente de la Comisión de Presupuesto de la cámara de Diputados, Carlos Heller, anticipó que el nuevo impuesto a la riqueza se aplicará a partir de los patrimonios personales de USD3 millones y alcanzará a cerca de 12.000 contribuyentes.

Heller, quien estuvo reunido con el presidente Alberto Fernández en Olivos, a donde concurrió con Máximo Kirchner, jefe de la bancada de diputados del Frente de Todos, remarcó que el universo alcanzado es "muy chico".

"Tenemos el primer tramo del proyecto. Hay que tener bases de datos ciertas que permiten hacer proyecciones pero hay un universo muy chico de personas humanas que tienen patrimonios bienes personales grandes", sostuvo el legislador en declaraciones a la radio 990.

Agregó que "todavía no está terminado el proyecto pero para dar una idea una referencia, será aplicado a los patrimonios por encima de los USD3 millones, calculado al tipo de cambio oficial".

Esa referencia, indica que alcanzaría a unas 12.000 personas que tienen esos riqueza personal y remarcó que "no están contados los patrimonios empresariales" y permitirá recaudar más de USD3.000 millones, como había anticipado BAE Negocios.

No tiene nombres propios. No es una caza de ricos

sino una búsqueda de recursos (Carlos Heller)

Heller indicó que no está definido el proyecto final, porque están puliendo los detalles y trabajando en la búsqueda de consensos para que pueda tener soporte político.

De todos modos, anticipó que alcanzará a "un universo del 1,1% del total de los contribuyentes del impuesto a los bienes personales. Si lo medimos por la población económicamente activa es el 0,08%. Un segmento muy chiquito".

Con el cálculo provisorio que realizaron los diputados que están trabajando en la iniciativa, la proyección es que ese impuesto generará una importante masa de recursos para hacer frente a la demanda de fondos para luchar contra la pandemia de coronavirus.

"Podemos generar un ingreso superior a los 3.000 millones de dólares", remarcó.