Tenedores de créditos UVA nucleados en el Colectivo Nacional Hipotecados Autoconvocados manifestaron hoy su inconformidad con las medidas para el sector anunciadas por el Gobierno y resolvieron diversas manifestaciones para este jueves en ciertas ciudades del país. 

El gobierno nacional lanzó un nuevo plan para deudores de créditos hipotecarios UVA, que establece una convergencia al largo de los próximos 12 meses de las cuotas que evitan un salto del 26% en el valor de la cuota prevista a partir de febrero, a raíz del congelamiento establecido en septiembre pasado.

"Las familias trabajadoras, #Hipotecados UVA, manifestamos nuestra profunda decepción sobre la decisión del gobierno de Alberto Fernández de establecer un sistema de convergencia de las cuotas, argumentando un 'esfuerzo compartido' entre los deudores y las entidades financieras", dijo a Télam Florencia Manchiola , del colectivo Autoconvocados UVA provincia de Buenos Aires.

En este contexto, añadió que "cuando se habla de compartir, se habla de equidad, y los deudores sabemos perfectamente que estamos en inferioridad de condiciones ante el sistema bancario".

El nuevo mecanismo de compensación que establece que, en ningún caso, la cuota supere el 35% de los ingresos familiares, fue acordado ayer por el Banco Central de la República Argentina ( BCRA) y el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat.

El objetivo del esquema, según especifica el BCRA, es "amortiguar el incremento" que se enfrentan al próximo mes los deudores hipotecarios UVA, ya que la finalización del congelamiento establecido a partir de agosto del 2019 habría implicado un incremento del 26 por ciento en las cuotas.

En consecuencia, para los tenedores de este tipo de créditos, la medida es insuficiente y que no aporta "una solución real y concreta" para los deudores.

"Los #Hipotecados UVA somos el resultado de una decisión política que implementa mediante una resolución del BCRA, el sistema crediticio UVA indexado por inflación, el cual se presenta como una política pública de acceso a la vivienda y que siempre debió controlar que todas las familias pueden cumplir con el pago de forma digna ", necesitarán Manchiola.

Alertó entonces que "la situación de sobreendeudamiento de las familias no deja margen para seguir soportando la ausencia de una solución real y concreta".

Por otra parte, desde el convenio manifestaron que lo que se espera es una solución "del mismo Estado que se comprometió y ahora es el descontrol de la inflación en beneficio de las entidades prestadoras".

"El sistema ya era beneficioso para los bancos con un 1% de inflación, con un 55% es un abuso y usura para los deudores", apuntó la representante del colectivo bonaerense.

Manchiola adelantó que mañana familias autoconvocadas de todo el país se concentró en distintos puntos para reclamar una solución. "Necesitamos que este gobierno entienda que queremos pagar nuestras casas sin usura, tener una solución para todos los que padecen este sistema de crédito", finalizó.