Ejecutivos del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) reclamaron una baja del déficit fiscal, una reforma laboral y "reglas claras" para incentivar la inversión privada, cuyas expectativas para 2022 están, al igual que en 2021, por debajo del promedio. La "falta de confianza" es uno de los "principales obstáculos" a la hora de buscar inversiones, aseguraron. 

Así lo señalaron los resultados de la Encuesta de Expectativas de Ejecutivos de IDEA de noviembre 2021 que fue presentada este martes por el director de la entidad, Daniel González, junto al encuestador y analista Eduardo D’Alessio y al economista Luis Secco

Según el informe la estabilidad institucional, revisión del marco laboral, revisión del marco impositivo, financiamiento a largo plazo, incentivos fiscales y desarrollo del comercio exterior son los seis medidas principales "para incentivar la inversión". 

En ese sentido, los ejecutivos de IDEA señalaron que "la reducción del déficit fiscal es la piedra angular del cambio en la tendencia económica" y que debe ir acompañada de una "reforma laboral e impositiva". Este reclamo se emparenta con el pedido de la Unión Industrial Argentina (UIA) que durante su 27ª Conferencia Industrial planteó la necesidad de reformas también las laborales e impositivas.

En la medición de expectativas según proporción de ventas, los socios de IDEA revelaron bajas perspectivas de inversiones teniendo en cuenta que la proyección es del 10% de la facturación anual, mismo piso que en 2021, mientras que el promedio de los últimos 10 años fue del 12%. El porcentaje más alto se consiguió el año pasado con un 15%. 

Del cuestionario participaron 250 ejecutivos socios de IDEA que remarcaron una mejora en las expectativas de ventas en el corto plazo dentro de cada compañía, aunque su punto de vista fue desfavorable al proyectar sobre el desarrollo de la economía argentina en los próximos seis meses. 

De hecho, el 65% de los encuestados consideró que la situación económica para le primer semestre 2022 será de "moderadamente peor a mucho peor", mientras que un 34% confió en una "tendencia igual o mejor" para el próximo período.   

Solo el 11% de los encuestados cree que la economía estará "moderadamente mejor" el próximo año

"Hay perspectivas optimistas en la propia empresa en el corto plazo dado que hubo un consumo reprimido y postergado", explicó a BAE Negocios Eduardo D’Alessio, presidente de D'Alessio IROL, y destacó que la mirada de los ejecutivos en lo que respecta a la economía es desfavorable dado que "los problemas de la macroeconomía necesitan soluciones de fondo". 

"Esto no significa precarización ni eliminar la indemnización, sino ponerle un freno a la doble indemnización y a la prohibición de despedidos sumado a políticas que sean pro-empleo", reveló D’Alessio a este diario. 

Desde IDEA reclamaron "reglas claras" y puntualizaron al "déficit fiscal y la falta de confianza" como los "principales obstáculos". 

Acuerdo con el FMI

Según la encuesta, casi el 30% de los socios ejecutivos de IDEA consideró que "cerrar un acuerdo" con el Fondo Monetario Internacional sería uno de los factores que tendrían un "mayor impacto positivo sobre la economía".

Sin embargo, para la gran mayoría esto no es una prioridad. "Está lo urgnete y lo importante. Lo urgente es la reforma laboral e impositiva, y lo importante el acuerdo con el Fondo", explicó D’Alessio a este diario. 

Al respecto, el 66% de los encuestados estimó que la reducción del déficit fiscal es lo que "mayor impacto positivo tendría en la economía", posicionándolo en el primer puesto. Mientras que el segundo lugar se lo llevó la necesidad de una "reforma impositiva". Recién el acuerdo con el FMI aparece en un tercer escalón.