Jeff Bezos da un importante giro en su carrera: este lunes, en el mismo día en que se cumplen 27 años desde que creó Amazon, el hombre más rico del mundo deja de ser jefe de la empresa y cede su cargo de CEO a Andy Jassy, actual responsable de la Amazon Web Services, la rama en la “nube” del grupo.

A sus 57 años, Bezos abandona la gestión diaria de su empresa para pasar más tiempo dedicado a sus otros proyectos, como la sociedad Blue Origin, que hará su primer vuelo de turismo espacial el 20 de julio con Bezos a bordo.

El hombre de negocios también es dueño del diario The Washington Post y dijo en reiteradas ocasiones que quiere dedicar tiempo y dinero a la lucha contra el cambio climático.

Sin embargo, Bezos seguirá en un rol clave en la empresa que creó hace 27 años, el 5 de julio de 1994, la cual comenzó como una modesta librería virtual y hoy es una de las empresas más grandes del mundo. Se mantendrá como presidente ejecutivo de su consejo de administración.

Bezos permanecerá en Amazon con el cargo de presidente ejecutivo del Consejo de Administración 

Lanzada desde el garaje de Bezos el 5 de julio de 1994, Amazon tiene hoy un valor de más de 1,7 billones de dólares en bolsa y sus ingresos fueron de 386.000 millones en 2020. Es un grupo altamente diversificado, que va del comercio en línea a la informática en la nube, pasando por la inteligencia artificial y la producción de películas

Bezos se va en un momento en el que Amazon, que emplea a más de 800.000 personas en Estados Unidos, experimentó un incremento de su productividad durante la pandemia. 

Sin embargo, ese aumento del empleo durante la crisis del Covid-19 le valió numerosas críticas de parte de los defensores de los trabajadores y los reguladores, los cuales denuncian constantemente la obsesión con la eficacia de la compañía, acusada de “tratar a los trabajadores como máquinas”.

¿Quién es Andy Jassy?

Jassy era hasta ahora el máximo responsable de la división AWS (Amazon Web Services), llamada a ser el centro neurálgico del conglomerado en los próximos años.  

AWS aglutina los servicios de computación en la nube y es usado en aplicaciones populares como Dropbox, Foursquare, HootSuite, por ejemplo, pero también por cualquier empresa que quiere trasladar sus bases de datos y operativa informática para la gestión de un tercero. 

Es una de las ofertas internacionales más importantes de la computación en la nube y compite directamente contra servicios como Microsoft Azure, Google Cloud Platform y IBM Cloud.