La Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP) suspendió hasta septiembre los juicios de ejecución fiscal y la traba de medidas cautelares contra pymes. Es una nueva prórroga del beneficio que vencía este lunes 31 de mayo. La medida ya había sido anticipada por el organismo pero fue confirmada a través de la Resolución General 5000/2021, publicada en el Boletín Oficial

La resolución del organismo suspende para el conjunto de empresas beneficiadas la traba de embargos sobre fondos o valores de cualquier naturaleza, depositados en entidades financieras o sobre cuentas a cobrar. 

En un comunicado previo, la AFIP resolvió que “la extensión de los beneficios alcanza exclusivamente a las micro y pequeñas empresas, así como a aquellos contribuyentes que desarrollan actividades afectadas en forma crítica”. 

¿Quiénes quedaron fuera del beneficio? 

Sin embargo, la normativa cuenta de dos excepciones. La Resolución General 5000 de la AFIP mantiene habilitada la posibilidad de realizar ejecuciones fiscales y solicitar medidas cautelares sobre las personas alcanzadas por el Aporte solidario y extraordinario que no cumplieron con sus obligaciones, como así también sobre los ciudadanos que deben tributar el Impuesto a los Bienes Personales.

“A fin de preservar las fuentes de financiamiento del Estado Nacional en el marco de la emergencia sanitaria, devino necesario excluir de las referidas suspensiones a los montos reclamados en concepto de aporte solidario y extraordinario”, aclaró el documento publicado este lunes.

 “Con el mismo objetivo, se estima conveniente establecer similar exclusión respecto del Impuesto sobre los Bienes Personales”, clarificó la resolución que lleva la firma de la titular del organismo Mercedes Marcó del Pont.