La soja subió hoy 6,89% en el Mercado de Chicago y tocó un nuevo récord en seis años, de USD448,26 la tonelada para contratos a enero.

El alza se consolidó en medio del convencimiento de que la llegada de vacunas contra el Covid-19 preanuncia un fuerte despegue de la actividad económica y potenciará las compras de commodities desde China.

La soja se acerca así a los USD450 la tonelada, ante el interés cada vez más fuerte del gobierno chino por la oleaginosa.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) informó despachos por encima del máximo esperado por el mercado.

Soja Chicago

La suba en el mercado de Chicago repercute en la Argentina, donde la cosecha local se revalorizó en al menos 4.800 millones de dólares e ilusiona tanto a los productores como al Gobierno con que pueda alcanzar los 33 millones de dólares.

Todas las miradas está puestas en el precio de la soja en la pizzara de Rosario, que se puede seguir online en la página web de la Bolsa de comercio local.

La suba, estiman los especialistas podrían continuar debido a que existe preocupación en los mercados de commodities por la posible baja en las cosechas en América del Sur, con Argentina incluida, lo que también podría elevar los precios.

En el peor de los casos, la suba en las cotizaciones podría compensar un posible menor ingreso de dólares ante un posible recorte de la cosecha 2021, pero se espera mucho más.

Los precios variaron al alza a lo largo de todo el año y fueron quedando rápidamente desactualizados. En una de las últimas estimaciones realizada por la Fundación Mediterránea que analiza un escenario de posible baja de rindes y suba de cotizaciones, el valor de la cosecha local oscilaría entre los USD29.000 y USD33.000 millones. Si se diera el mejor de los casos, la recaudación fiscal alcanzaría los USD18.500 millones.

En este caso, la economía argentina tendría asegurado para el 2021 un robusto ingreso de dólares del sector agroindustrial.

Además, mientras suben las cotizaciones de la soja de la nueva cosecha también sube la de la mercadería disponible, es decir los granos de la campaña pasada que aún están en los silos y en algún momento tendrán que ser liquidados.

Quizá el Gobierno pueda decir que no hay mal que por bien no venga, pero lo cierto es que las liquidaciones no aumentaron durante diciembre pese a la baja de las retenciones implementadas ante la falta de divisas, situación que se vio aún más perjudicada por un paro portuario que golpeó de lleno la operatoria granaria.

Tal como anticipó BAE Negocios, el ingreso de divisas del complejo exportador cerrará diciembre por debajo de los USD1.000 millones y, para encontrar números similares, hay que retroceder hasta 2009.

De todas maneras, los analistas creen que los negocios con la soja de la campaña 2019/20 podrían activarse durante los primeros meses del 2021. Todavía restan por comercializarse poco más de 13 millones de toneladas.

Soja récord

Para quienes puedan pensar que la soja no puede subir más, algunos analistas recuerdan sus dos últimos importantes récords:

  • El 13 de junio de 2008, el precio de la soja alcanzó un nuevo récord, llegando a USD573 para agosto.
  • En febrero de 2014, la soja se había llegado a negociar a USD591, según un reporte de "Index Mundi".