La política tarifaria será escenario de un importante debate dentro del Gobierno en los próximos meses. Con la negociación con el FMI y las metas fiscales como telón de fondo, el ministro Martín Guzmán se propone mantener estables los subsidios en términos reales durante 2021. Un informe publicado este domingo por Ecolatina estimó que, para que eso suceda, las tarifas de luz, gas y agua debería aumentar alrededor de 40% el año próximo. Otros sectores, alineados con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, buscan moderar el alza.

Un decreto publicado el jueves en el Boletín Oficial extendió por otros 90 días el congelamiento de las tarifas que se inició en abril de 2019 (tras subas acumuladas de hasta 3.000% durante el Gobierno de Cambiemos) y vencía a fin de año. El texto firmado por Alberto Fernández habilitó a iniciar en ese lapso la revisión tarifaria integral de la luz y el gas, y colocó en el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre) y el del Gas ( Enargas) la responsabilidad de llevar adelante la negociación con las empresas energéticas, dos entidades intervenidas por María Soledad Manin y Federico Bernal, con fuerte influencia del kirchnerismo.

Según cálculos de Ecolatina, los subsidios económicos pasaron de 1,6% del PBI en 2019 a 2,6% del PBI en 2020. Guzmán se propone mantenerlos en ese nivel. "Las tarifas deberían subir alrededor de 40% el año que viene para que los subsidios económicos no sigan aumentando como porcentaje del PBI", señaló el informe.

En pleno año electoral, esto ubicaría tarifas como motor de la inflación en lugar de como ancla ya que el Presupuesto proyecta una suba del IPC de 29% para 2021. Si esto se diera así, la pregunta sería cuál de los otros precios relativos claves hará de ancla: ¿el dólar, que el Gobierno también se propone sostener en términos reales, o los salarios, para el que se augura al menos un leve rebote luego de tres años de fuerte caída?

En definitiva, se trata un debate que se posiciona en el centro de la puja por la distribución del ingreso a la salida de la coronacrisis. Fernández de Kirchner adelantó el viernes su posición. Dijo que hay que alinear "los salarios y jubilaciones con los precios de los alimentos y las tarifas" para que la recuperación de la economía en 2021 no se la apropien los sectores más concentrados.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

El BCRA cierra marzo con récord de compra de dólares en 16 meses aunque sin acumular reservas

A falta de una rueda, el Central compró más de 1.500 millones de dólares en marzo

Con crédito de bancos multilaterales y fondeo neto en pesos, Guzmán recorta la meta de asistencia monetaria

Martín Guzmán junto al director gerente de Operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg

Bonistas vs Kicillof: se tensa la negociación y un grupo de acreedores demanda a la provincia en Nueva York

Se complica la reestructuración de la deuda provincial encarada por kicillof

Por canje de deuda, ajuste del gasto Covid y más recaudación, el déficit de febrero fue el menor en seis años

Guzmán busca dar señales de fiscalismo en plena negociación con el FMI

Guzmán reúne hoy a fondos de inversión en Nueva York antes de la cita en Washington con el FMI

Guzmán durante una visita a Estados Unidos previa a la pandemia

El BCRA avanza en investigación contra el BICE y cita a ex funcionario macrista para que aparezca

El ex ministro de Producción quedó en la mirá de la autoridad monetaria

Deuda: Economía inicia las colocaciones de marzo y busca ampliar el fondeo en el mercado

Guzmán busca ampliar el fondeo en el mercado para acotar la asistencia del BCRA al Tesoro

El BCRA financió por primera vez en 2021 al Tesoro y Guzmán mantiene su meta de emisión

El Banco Central le giró 70.000 millones al Tesoro

Economía cierra el primer bimestre sin pedirle pesos al Central y reduce las necesidades de emisión para 2021

El Banco Central no le envío fondos al Tesoro durante el primer bimestre

El FMI prepara un informe "autocrítico" del préstamo a Macri y Guzmán busca apoyos para el acuerdo

Martín Guzmán junto a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva