Las fábricas argentinas mostraron señales de freno al derrumbe de la producción nacional y se esperanzan en recuperar el extenso terreno perdido con la recesión económica. Entre los industriales mostraron una incipiente expectativa de reactivar al sector y poner en marcha la mitad de las máquinas que están en desuso. Por lo pronto, la demanda de energía eléctrica de noviembre volvió a mostrar una suba, esta vez marginal, en la comparación interanual, que se suma a los buenos registros marcados durante octubre.

"No habrá reactivación hasta que no se equilibre con la caída de la actividad, que viene en derrumbe desde hace cuatro años. Pero es importante que empiece a haber señales de mejora para poder salir del pozo", sostuvo uno de los integrantes de la UIA consultado por BAE Negocios. En la casa industrial existe mucha "cautela" en dar declaraciones porque no quieren "que la delicada situación de la industria afecte los planes de corto y mediano plazo de un Gobierno que recién comienza".

La demanda de energía eléctrica mostró un crecimiento del 5% en noviembre y ratificó la recuperación de un índice que estaba alineado con la recesión del 2019. La suba es en comparación con el mismo período del año anterior, y se explicó al incremento de las temperaturas levemente superiores a las de noviembre de 2018, según informó Fundelec.

Los consumos de la ciudad de Buenos Aires y conurbano bonaerense mostraron una suba importante, tanto para el área de Edesur (5,1%) como para Edenor (5,2%), al igual que en el resto del país (5,6%), según datos provisorios de Cammesa. Asimismo, el ascenso se produjo en usuarios residenciales, comerciales e industriales, según señalo un informe de Fundelec.

"Este mes se convirtió en el consumo más alto de toda la historia, en comparación con otros noviembres de años anteriores y, a su vez, representa el tercer ascenso consecutivo del año", señaló Fundelec. Aún así, el derrumbe de ocho meses consecutivos en el consumo acumula 3,4%.

En materia de consumo productivo, según los datos de Cammesa, del consumo total de noviembre el 41% (4.295,2 GWh) pertenece a la demanda residencial, mientras que el sector comercial representó 30% (3.146,6 GWh) y el industrial 29% (3.089,9 GWh). En la comparación interanual, la demanda residencial ascendió un 6,9%, mientras que la comercial subió 5,8% y la industrial creció un 0,7%.

En cuanto al consumo por provincia, en noviembre, 23 fueron las provincias y empresas que marcaron ascensos: Chubut (26%), Misiones (21%), San Juan (14%), Formosa (13%), Santiago del Estero (12%), La Pampa (11%), Chaco (9%), Jujuy (9%), Corrientes (7%), San Luis (7%), Salta (7%), Entre Ríos (5%), La Rioja (5%), Río Negro (4%), Córdoba (3%), Mendoza (3%), EDEN (2%), Santa Fe (2%), Tucumán (1%), EDELAP (1%), Catamarca (1%), entre otros.

Más notas de

Ariel Maciel

La crisis hundió a las autopartes, que cayeron 10,7%

Las empresas locales confían en la recuperación de Brasil

Las fábricas confían en nuevas mejoras para el financiamiento sectorial

Hubo caída del 30,5% de los préstamos en pesos durante 2019

Pymes perdieron rentabilidad por el costo de la energía

Pymes perdieron rentabilidad por el costo de la energía

Marginado de las negociaciones, el círculo rojo navega en la incertidumbre

Marginado de las negociaciones, el círculo rojo navega en la incertidumbre

La UIA prevé un tercer trimestre con signos de reactivación

La UIA prevé un tercer trimestre con signos de reactivación

La crisis le pegó de lleno a los sectores sensibles, con 40.000 empleos menos

La crisis le pegó de lleno a los sectores sensibles, con 40.000 empleos menos

"Tenemos muy claro que debemos reducir la presión tributaria sobre las pymes"

Girard adelantó que habrá cambios en regímenes para pymes

Ante la crisis del coronavirus, piden reactivar reintegros para potenciar a pymes exportadoras

Rosato dice que el sector puede recuperar rápido mercados

La industria terminó 2019 con casi la mitad de las máquinas apagadas

La industria terminó 2019 con la mitad de las máquinas apagadas

Los costos de la producción crecieron por debajo de la inflación y mejoraron la competitividad

Mejora la competitividad por costo de producción