Las trabas encontradas en una parte de los bonistas por parte del gobierno bonaerense y el traspié en su intento por acordar un reperfilamiento del capital del bono BP21 hasta mayo empuja al Ejecutivo nacional a recalibrar las premisas de la oferta que le presentará a sus acreedores privados durante la segunda semana de marzo, ante la renovada expectativa de una respuesta más dura al menos de parte de un sector. En ese marco, el ministro de Economía, Martín Guzmán, adelantó para hoy su reunión con la directora gerenta del FMI, Kristalina Georgieva, originalmente prevista para mañana, en busca de robustecer el respaldo del organismo para su plan de reestructuración. "Estamos dispuestos a continuar apoyando a las autoridades", dijo titular del organismo.

Ante una respuesta dura de un sector importante de los tenedores con Fidelity a la cabeza, que maneja junto a sus administradores asociados una cuarta parte del BP21 y también es el cuarto fondo con más volumen de títulos de deuda soberana en su poder, el equipo de Guzmán reevalúa la táctica para su propia oferta de canje en el marco de su estrategia de presentación en etapas.

Es que la reciente pulseada de la PBA, en la que no se logró un acuerdo y el Gobierno apeló al endeudamiento en pesos para pagar y evitar un default, operó como un globo de ensayo para la renegociación general, tanto de los pasivos nacionales como de los provinciales luego de que el megaendeudamiento de la era Cambiemos dejara un calendario de vencimientos insostenible.

Con la certeza de que "los rivales también juegan", como suele repetir Guzmán inspirado en Garrincha, la idea del Gobierno era evaluar la actitud de los bonistas para adelantarse al escenario de la renegociación de la deuda soberana con jurisdicción extranjera que, por tener cláusulas de acción colectiva, exige un piso de acuerdo elevado (entre el 66% y el 75% de cada título) para habilitar un canje. Como finalmente se vio, el dinero para pagar este vencimiento puntual podía conseguirse pero se presionó con la posibilidad de un default para medir la "buena fe" de los acreedores.

Mientras un sector se mostró más propenso al diálogo y aceptó la última oferta de Axel Kicillof, el caso Fidelity encendió las alertas. Así, la Nación se prepara para un escenario más confrontativo del esperado.

Según un informe de la consultora Criteria, cerca de US$25.000 millones en títulos soberanos está en poder de fondos mutuos, lo que equivale al 16% del conjunto de los bonos a reestructurar tanto bajo legislación local como extranjera. Sin embargo, en algunos papeles con jurisdicción Nueva York sus tenencias relativas son mayores, lo que les da poder de fuego para desplegar una política de bloqueo, como la que recibió la PBA.

La definición de la oferta formal para los bonistas, en cuanto al período de gracia y las quitas de cupón y/o capital que pretende para el canje, llegará después de la presentación de los lineamientos generales del programa económico entre el 12 y el 17 de este mes. En paralelo, el Ejecutivo buscará fortalecer los apoyos políticos de cara a la negociación con los privados. Por un lado, espera que el Senado apruebe mañana el proyecto de ley de restauración de la sustentabilidad de la deuda pública externa. Y por otro, apunta a conseguir el respaldo del Fondo y algunos de sus principales accionistas para su programa.

En ese sentido, el mitín Guzmán-Georgieva dejó un nuevo guiño del organismo a los primeros pasos de la actual gestión y palabras de respaldo, luego de que fuentes oficiales informaran que se buscará posponer los plazos de repago del stand by hasta 2023. La titular del FMI dijo tras la reunión: "Las medidas adoptadas hasta el momento van en la dirección de restaurar la estabilidad macroeconómica y proteger a los pobres".

"La misión del equipo técnico a Buenos Aires la próxima semana será una oportunidad para profundizar nuestro diálogo con respecto a las perspectivas y políticas económicas y para aprender más sobre la estrategia de las autoridades para abordar la situación de la deuda. Mi personal y yo estamos dispuestos a continuar apoyando a las autoridades", agregó.

Guzmán describió al encuentro como "muy constructivo" y confirmó que discutieron sobre "las políticas en curso para resolver la crisis de deuda".

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

La canasta básica se disparó en enero y la estimación de pobreza ya trepa al 36%

La canasta básica se disparó y la estimación de pobreza trepa al 36%

El salario real cayó 6,1% en 2019 y acumuló una pérdida de 19,5% desde 2015

El salario real perdió casi 20 puntos en los últimos 4 años

Tras la visita del FMI, el Gobierno inicia las reuniones formales con los bonistas

Tras la visita del FMI, el Gobierno inicia las reuniones formales con los bonistas

La inflación se desaceleró al 2,3% en enero, pero el regreso del IVA disparó los alimentos un 4,7%

La inflación se desacelera y le da margen al Gobierno

Con el FMI en el país, Guzmán habló de equilibrio fiscal en 2022 y superávit de 1% recién en 2023

El ministro responsabilizó al Fondo, pero hubo guiño a Georgieva

El Gobierno cambia su táctica y endurece la pulseada con los bonistas

El ministro hablará a las 17 ante los legisladores en Diputados

A la espera del dato oficial, ven desaceleración del IPC en enero y salto de 4,8% en alimentos

El IPC se desacelera, pero enero seguirá alto por alimentos

El Banco Nación lanza créditos para pymes con tasa del 27,9%

El Banco Nación lanza créditos para pymes con tasa del 27,9%

Semana clave para la deuda: llega la misión del FMI y Guzmán va al Congreso

Semana clave para reestructurar la deuda y renegociar con el FMI

Se hundió la participación manufacturera en las exportaciones en 2019 y ya es menor al 30%

El sector fabril perdió casi 4 puntos en el total de exportaciones