Fuentes oficiales confirmaron a BAE Negocios que hubo acuerdo por la deuda. Fue después de un encuentro que mantuvieron en Olivos el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante el cual lideraron negociaciones con los representantes de los bonistas liderados por BlackRock. Así, el Gobierno se garantizaría un deal con un porcentaje suficiente de los acreedores para activar un canje generalizado de los USD66.000 millones de títulos bajo ley extranjera. 

Según fuentes del mercado, el punto de encuentro entre ambas partes se había fijado en un valor de la oferta, medida en valor presente neto, algo por encima de USD54, casi un dólar por encima del última oferta oficial. La mejora se habría logrado a través de un adelantamiento en las fechas de pago y no de un incremento de los desembolsos.

El económico era el único punto que quedaba pendiente, ya que existía acuerdo para resolver ajustes legales vinculadas con las clausulas de acción colectiva (CAC) y nuevos límites a la estrategia Pac-Man de canjes parciales sucesivos.

El Gobierno trabaja de cara a cerrar todos los detalles en las próximas horas para recién entonces anunciarlo.

Así, el acuerdo llega un día antes de que se cierrara el plazo vigente para la negociación pautado para este martes 4 de agosto.

Ya desde más temprano, luego de una reunión entre Fernández y Guzmán, fuertes rumores sobre un acuerdo inminente por la renegociación de deuda provocaban esta tarde una disparada en el precio de las acciones y los ADRs de empresas argentinas que cotizan en Nueva York.

Los ADRs argentinos subían hasta 10% mientras las acciones líderes de la Bolsa porteña crecían 4,6%, en medio de versiones de que el Gobierno habría mejorado la oferta y los acreedores habrían aceptado un acuerdo.

Los papeles de Galicia, Macro y Pampa, los más líquidos en Nueva York, habían arrancado el día con bajas de hasta el 2%, pero pasadas las 14 mostraban subas de hasta 13,8%.

Por su parte, los bonos en dólares, que habían mostrado caídas del 2%, empezaban a recortar terreno, lo mismo que el riesgo país, que mejoró de 2.316 puntos a 2.269 puntos.