El Fondo Monetario Internacional volvió a ensayar otra autocrítica respecto al rol que jugó durante la administración de Mauricio Macri, esta vez en relación a la eliminación del cepo cambiario a comienzos de su mandato, en diciembre de 2015.

Después de que el director del Departamento para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, reconociera el "fracaso" del plan aplicado a partir del crédito stand-by de 2018, ahora la Oficina de Evaluación Independiente que tiene el organismo multilateral -encargada de "auditorías" sobre las políticas implementadas en los países- planteó la necesidad de implementar controles de capitales para evitar crisis en la balanza de pagos.

En ese sentido, el FMI puso a la Argentina como ejemplo en donde el desmantelamiento de barreras a la entrada y salida de flujos especulativos "antes de establecer una estructura macroeconómica creíble, seguida de una crisis seria, ofrece un contraejemplo que destaca los riesgos" de una decisión de este tipo, a diferencia de lo que ocurrió en Chile o México durante las últimas décadas.

"El staff podría haber sido más contundente en advertir los riesgos de remover rápidamente los controles de capitales y la necesidad de fortalecer un entorno macroeconómico consistente con una apertura de la cuenta capital", señaló el informe del Fondo al recordar el levantamiento del cepo cambiario, hace casi cinco años. En ese entonces, la titular era Christine Lagarde, hoy al mando del Banco Central europeo.

"El staff tuvo pocas posibilidades de ofrecer asesoramiento antes de que se levantaran las restricciones, pero documentos internos no plantearon preocupaciones y el tema no ocupó un lugar destacado en las consultas por el Artículo IV de 2016 y 2017, a pesar de que Argentina experimentó importantes salidas de residentes y un aumento en la deuda de corto plazo", planteó el FMI.

La historia es conocida: en 2018 la entrada de capitales registrada en los dos años anteriores a invertir en Lebac y títulos de deuda del Tesoro -tras la eliminación de los plazos mínimos de permanencia- se revirtió bruscamente y el Gobierno de Macri debió capitular ante el Fondo con el préstamo más grande de toda su historia, doce años después del pago del total de la deuda que había hecho Néstor Kirchner.

"Los flujos netos de capital se deterioraron rápidamente en 2018, siguiendo un giro amplio de los mercados sobre los emergentes y una preocupación creciente sobre el proceso lento de estabilizar la posición fiscal y reducir la inflación. Eventualmente, las restricciones se reimpusieron en el marco de un programa apoyado por el FMI", rememoró el Fondo, en relación al cepo macrista que estableció el ex titular del BCRA, Guido Sandleris, tras las elecciones primarias y generales de 2019.

Más notas de

Ignacio Ostera

Szczech sobre la ley de abastecimiento: "Hay que usar todas las herramientas disponibles"

"Tenemos datos de desabastecimiento de insumos en muchas provincias", afirmó Szczech

PPP: Katopodis negocia acuerdo a contrarreloj con constructoras para evitar juicios

El ex intendente de San Martín quiere evitar futuros litigios

Empresas apuestan al mercado de deuda en pesos por si no vuelve el financiamiento externo

Con un 2021 sin financiamiento externo, empresas apuestan a colocaciones en pesos

Gobierno y empresarios coinciden en apuesta a sustitución de importaciones

El titular del INTI, Rubén Geneyro, anunció la creación de dos mesas

Raverta recordó las críticas del FMI a la nueva fórmula de movilidad

La funcionaria detalló la nueva propuesta del Ejecutivo

Nuevo Plan Gas incluye guiño al desarrollo de proveedores locales

El Gobierno apuesta a evitar las importaciones de energía en 2021

No todo lo que brilla es oro: cuáles son los proyectos mineros que levantarán vuelo

Las empresas gozan de beneficios impositivos, pero piden poder girar utilidades

Una carta que desnuda tensiones internas y fragilidades heredadas

Una carta que desnuda tensiones internas y fragilidades heredadas

Szczech busca su reelección en la Cámara de la Construcción

Szczech en la última reunión con Martín Guzmán

Con Ferraresi, funcionarios ligados a intendentes manejarán $500.000 M

Galmarini y Katopodis, dirigentes de peso en el conurbano