La inflación aceleró, aunque menos que lo que se proyectaba hace un mes: marcó una suba de 2,7% en agosto (empató con la tasa de los plazos fijos). Sin embargo, para septiembre, señalan las consultoras, incluso con el cepo recargado que ya está generando importantes presiones en la brecha cambiaria, habrá desaceleración leve. Entre analistas hay cierta coincidencia en que las medidas del BCRA no impactarán en los precios en forma generalizada. Los que más traccionaron en agosto, con una aceleración importante, fueron los alimentos.

Todavía no se conoce cuál será el techo del dólar blue, tras la implementación de una percepción extra que llevó al solidario a los $130. Se prevé que la brecha con el ilegal crezca y que el arbitraje entre ambos continúe, pero ahora en niveles más elevados. Aún así, se destaca que el blue tiene una influencia limitada a apenas algunos sectores como la electrónica y otros durables como los automóviles, rubros en los que en casos de expectativa de devaluación hay un aumento de la demanda que puede convalidar subas.

Lo explicó el director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), Andrés Asiain, a BAE Negocios: "Vemos que el blue le pega poco a la inflación. Tal vez sólo en la electrónica. Hubo una demanda tecnológica importante en el aislamiento, además de que  observamos que hay rubros en los que se importa no al oficial, se trae de contrabando, o con tarjeta en el exterior; importaciones que no pasan por el oficial. Pero en términos generales vemos que el blue no tiene un impacto en precios. Es lo que ocurrió en último gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y en el cepo de Mauricio Macri. Las escapadas del paralelo no impactaron en precios. Eso, por supuesto, no quiere decir que nunca vaya a ocurrir en el futuro".

Y coincidió, en parte, el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman: "¿Qué pasará con la inflación? En una primera instancia, esta medida tendrá poco efecto en el nivel general de precios. Mientras que se pueda importar y pagar deudas con proveedores al dólar oficial, el paralelo no sirve de referencia para los precios. No obstante, es probable que algunas empresas que tengan que cancelar deudas con dólares propios o comprados en el mercado paralelo sí incluyan a estas cotizaciones en su función de costos. En este caso, sí habrá un impacto sobre los precios, pero no será generalizado".

Además, desde Ecolatina confirmaron que en septiembre se percibe una desaceleración de la inflación. El número sorprende. Hasta acá los analistas venían previendo una dinámica al alza, a medida que los meses pasaran. Todo indica que eso observará una interrupción en septiembre. Según Ecolatina en la primera quincena la inflación fue de 2,4% y proyectan que termine en 2,5%. Algo similar adelantó BAE Negocios en su edición impresa del miércoles: Seido prevé una suba ligeramente inferior a la de agosto y Cerx una similar: en ambos casos, por debajo del 3% (el último REM marcaba una de 3,3%). 

Desde ACM sostuvieron que habrá aceleración pero que las anclas cambiarias y tarifarias le ponen un techo: "Para los próximos meses esperamos una trayectoria creciente de la inflación debido a una progresiva flexiblizacion de la cuarentena, combinado con mayores restricciones al acceso de divisas al tipo de cambio oficial y al retardo que tiene tanto la política monetaria como también la suba de insumos claves como el combustible sobre los precios de los bienes minoristas. De todas maneras, el actual congelamiento en el sector de las telecomunicaciones, como también la manifiesta intención del BCRA de evitar un salto discreto del tipo de cambio y el atraso tarifario podrían llevar a que la inflación se ubique en torno al 37% para el 2020, con una posible aceleracion inflacionaria de cara al año 2021".

En ese sentido, coincidieron desde LCG. Afirmaron que un IPC de 37% en el 2020 dejará un arrastre de 17 puntos, lo que hace imposible el cumplimiento de una inflación de 29% en el 2021, en línea con el proyecto de Presupuesto oficial para el año que viene. 

Como sea, en agosto lo que impulso a los precios a una aceleración (la inflación general fue de 1,9% en julio) fueron principalmente los alimentos, que le agregaron 0,9 punto al índice. El salto fue de 3,5% en ese rubro, principalmente por la incidencia de los estacionales. El dato tendrá un impacto indeseable en las líneas de la pobreza e indigencia.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Brecha: cayó con fuerza la liquidación de exportaciones

Brecha: cayó con fuerza la liquidación de exportaciones

La mayoría de los bancos aún no vende dólares

La mayoría de los bancos aún no vende dólares

El 66% de los inquilinos se endeudó en el último mes

El 66% de los inquilinos se endeudó en el último mes

Mejoraron las importaciones para inversión y consumo

Mejoraron las importaciones para inversión y consumo

La cuarentena golpeó de lleno y hay 4 millones de personas con problemas de empleo

La cuarentena golpeó de lleno y  hay 4 millones de personas con problemas de empleo

Una caída de la actividad que deja secuelas

Una caída de la actividad que deja secuelas

El PBI cayó 16,2% en el segundo trimestre

El PBI cayó 16,2% en el segundo trimestre

Si el supercepo funciona, crecerá la presión sobre los pasivos remunerados del BCRA

Pese a la emisión frenada, el dólar lidera la esterilización

Alberto prevé terminar su mandato con caída del PBI per cápita de 3,4%

Alberto terminará con caída del PBI per cápita de 3,4%

El impacto de "la cuarentena más larga del mundo"

El impacto de "la cuarentena más larga del mundo"