Gobernadores, funcionarios, empresarios, sindicalistas, médicos y personalidades aseguraron que la deuda con el Fondo Monetario Internacional ( FMI) "dificulta el accionar del Estado para hacer frente a la crisis sanitaria y económica" y propusieron la suspensión de los pagos por capital e intereses con el FMI y el Club de París, mientras se extienda la emergencia oor la pandemia de coronavirus.

En una proclama llamada "Primero La Salud y La Vida, Después La Deuda" que firmaron gremialistas como Pablo Moyano, Héctor Daer y Hugo Yasky y políticos como Fernanda Vallejos, Gildo Insfran y Gustavo Melella, consideraron en medio de las conversaciones del Gobierno con el organismo para renegociar el préstamo stand by por más de 57.000 millones de dólares adquirido por la gestión de Mauricio Macri, que se trata de "una situación de insolvencia estructural, autoprovocada en connivencia con el Fondo y no de iliquidez transitoria".

"Nuestro país se encuentra en una situación de “estado de necesidad” que le impide afrontar los compromisos de deuda contraídos, especialmente con el Fondo Monetario Internacional ( FMI) y otros organismos, bajo riesgo de afectar intereses superiores que el Estado debe proteger, en un contexto de pandemia: la vulnerabilidad social, la salud, el trabajo, la educación y la vivienda del conjunto de la población", reza la misiva.

El presidente Alberto Fernández reunió en su última gira por Europa los apoyos de países claves como Portugal, Francia, Italia y España. Un respaldo que representa el 9,84% de los votos de la Junta de Gobernadores del Fondo, la máxima autoridad dentro del órgano financiero. Luego, se encontró con su titular, Kristalina Georgieva, quien prometió elevar la solicitud que impulsa el Gobierno argentino de "reformar la política de sobrecargos" que el organismo aplica a los países endeudados. 

El conjunto personalidades argumentó que con el plazo de 10 años para el acuerdo que propone el organismo de crédito internacional con un Plan de Facilidades Extendidas y una tasa de interés reducida, del 2% anual, contemplando los vencimientos de capital e intereses de la deuda externa nacional con acreedores privados, con el FMI, con otros organismos internacionales y la correspondiente a las provincias, "el país necesitaría destinar unos 15.000 millones de dólares por año para cancelar esos vencimientos".

"Otras proyecciones estirando los plazos hasta 20 años y reduciendo la tasa de interés mejoran la situación, pero no resuelven la imposibilidad de pago de todos estos vencimientos", subrayó.

Por lo que instó a que el Fondo "debería no sólo adoptar un plazo en el que sea posible acotar el servicio de deuda del país, sino que sería justo que reconozca una quita de capital, a manera de compensación por las faltas cometidas en el otorgamiento del préstamo, sin desmedro de las consecuencias fácticas en que pueda derivar la auditoría".

Intereses, reservas e investigación: los pedidos al FMI

  • Impulsar la suspensión de los pagos por capital e intereses con el FMI y el Club de París, mientras se extienda la emergencia sanitaria.
  • Reprogramar los vencimientos con todos los organismos financieros internacionales con plazos acordes a las verdaderas posibilidades de pago del país.
  • Renegociar la disminución de intereses, cargos y comisiones previstos en los acuerdos vigentes.
  • Utilizar la cuota que le correspondería a la Argentina (estimada en aproximadamente 4.350 millones de dólares), de la emisión esperada de Derechos Especiales de Giro (DEG) por parte del FMI de USD 650.000 millones totales, para fortalecer las reservas internacionales del BCRA, aliviando las restricciones que limitan la atención de los graves problemas derivados de la pandemia Covid-19 y privilegiando la salud, educación, vivienda, trabajo, reducción de la pobreza e indigencia, entre otros y no al pago de la deuda por capital , intereses o gastos .
  • Apoyar la querella criminal iniciada por el Gobierno Nacional contra los funcionarios actuantes del anterior gobierno en la obtención del préstamo “stand by” con el FMI.
  • Investigar el destino de los fondos de dicho préstamo para identificar a los responsables de la fuga de capitales, puesta en evidencia por la investigación del Banco Central de la República Argentina.
  • Exigir al FMI que brinde todo el apoyo para continuar con las investigaciones, determinar y diferenciar deuda legítima de ilegítima y que, asimismo, colabore en encontrar los fondos fugados del país.

"Irregularidades" en el acuerdo stand by

 

La proclama asegura que "existen explícitas evidencias que, en el corto plazo, el apoyo del FMI tuvo como objetivo el garantizar la reelección de Mauricio Macri, lo que no pudo lograr" y que "en el mediano y largo plazo la finalidad de este gigantesco endeudamiento impagable es tener a la Argentina encadenada por años a la supervisión y auditoría del FMI, para que ningún gobierno de signo popular pueda desarrollar su programa y deba resignarse a los ajustes permanentes".

Por las presuntas "irregularidades" en el proceso del acuerdo, el jefe de Estado argentino impulsó una querella criminal por la comisión del delito de “administración fraudulenta agravada en perjuicio del erario público” contra los funcionarios de Cambiemos de ese entonces. Desde el Gobierno se impulsa que "se determine si el préstamo en cuestión implicó un perjuicio para el Estado y en ese caso estime el monto de ese perjuicio”.

En este marco, los firmantes advirtieron: "Consideramos indispensable que se complete la auditoría y, ya con evidencias puntuales, extender las querellas a los responsables, para que pueda plantearse el levantamiento de secretos bancarios y societarios, tanto a nivel nacional como internacional. Para que se pueda poner al descubierto y conocer cómo se concertaron esas operaciones y quiénes son las personas físicas y jurídicas comprometidas, y que sean ellos, los verdaderos beneficiaros del endeudamiento con el FMI, quienes devuelvan esos fondos".

Quiénes firmaron la proclama

 

Algunos de los firmantes más resaltados, entre otros, son:

  • Raúl Zaffaroni, ex integrante de la Corte Suprema de Justicia
  • Fernanda Vallejos, diputada nacional
  • Pablo Moyano, secretario general de Camioneros
  • Héctor Daer (Sec. Gral. CGT)
  • Hugo Yasky (Sec. Gral. CTA)
  • Pablo Micheli (Dirigente CTAA)
  • Guillermo Moretti (Vicepresidente UIA)
  • Víctor Hugo Morales (Periodista)
  • María Teresa García (Ministra de Gobierno, PBA)
  • Gustavo Melella (Gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur)
  • Gildo Insfran (Gobernador de Formosa)
  • Felisa Miceli (Ex-ministra de Economía)
  • Amado Boudou (Ex Vicepresidente)
  • Rita Cortese (Actriz)
  • Sonia Alesso (Sec. Gral CTERA)
  • Lucía Corpacci (Dip. Nac.)
  • Juliana Di Tullio (Directora BAPRO)
  • Gabriela Piovano (Infectóloga)