Al término de la reunión de la mesa del sector alimenticio, el Gobierno dejó en claro que avanzará en reducir la inflación de los costos, luego de haber encontrado aumentos injustificados.

Fuentes oficiales reprodujeron que "esta mesa no es para buscar culpables sino para encontrar soluciones", según destacó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. "En 2020 hubo insumos que aumentaron por encima de los precios finales. Este año debemos armonizar esto para que se dé en sentido inverso", ampliaron las fuentes.

"Detectamos aumentos en insumos, tanto en la fase primaria, como agroquímicos, como en la fase industrial. Algunos aumentos no encuentran justificativo razonable, y queremos ponerlo sobre la mesa para trabajar sobre eso".

El Gobierno nacional planteó hoy cinco ejes de trabajo que permitan corregir los "aumentos injustificados" que se advirtieron en distintos eslabones de la cadena de la industria alimenticia. Esto se produjo en el encuentro que Kulfas mantuvo con empresarios y sindicalistas del sector, en el marco del diálogo para avanzar en un acuerdo de precios y salarios.

Cinco ejes

El encuentro se desarrolló esta tarde en la sede de la cartera de Desarrollo Productivo, el primero de una serie que continuará con el sector de la construcción y productores de electrodomésticos.

El objetivo de esta mesa es trabajar en coordinar una expectativa inflacionaria que pueda converger con las metas establecidas en el presupuesto, explicaron las fuentes consultadas sobre el contenido del encuentro, y que refirieron que "es un mecanismo de trabajo que contribuye a lograr los objetivos planteados".

Por ello, en la reunión se planteó avanzar en un esquema de trabajo sobre cinco grandes ejes que abarcan los insumos alimenticios, en línea con lo que ya se viene trabajando en las mesas de trigo y maíz, y los insumos no alimenticios tanto del agro como los de la industria. También formarán parte del análisis conjunto los costos de logística, el funcionamiento del Programa de Precios Máximos y la productividad, algo más vinculado con la negociación salarial, se precisó.

A la vez es intención del Gobierno "establecer compromisos cruzados, donde cada sector haga su aporte y entre todos converjan a los objetivos macroeconómicos", se adelantó en el encuentro.

Precios Máximos

Uno de los planteos del Gobierno es que como en 2020 hubo insumos que aumentaron por encima de los precios finales, este año "se deben armonizar intereses para que se de en sentido inverso" (es decir, que los productos tengan alzas mayores que las materias primas).

El encuentro comenzó con una presentación del ministro Kulfas, quien lo hacía acompañado por sus pares de Trabajo, Claudio Moroni; Agricultura, Luis Basterra; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; el presidente del BCRA, Miguel Pesce; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca y el secretario de Política Económica, Fernando Morra. La reunión con la cadena de valor del sector alimenticio se da en el marco del acuerdo de precios y salarios, para lo cual fueron convocados representantes de cámaras y empresas del sector alimenticio, de supermercados, de la mesa del trigo, del maíz y de la carne y los gremios.

Consultado por BAE Negocios, Juan Airoldes, presidente de la Unión de Industriales Fideeros de la República Argentina (Uifra) expresó que "los funcionarios señalaron que hay un grupo de alimentos que aumentó más y otro que vive una situación más controlada", en alusión a la vigencia del plan de Precios Máximos.

"En mi turno, señalé (a los ministros presentes y demás representantes del Ejecutivo) que no tengan miedo de sacar Precios Máximos porque el precio de los fideos va a ser siempre accesible", sentenció. Airoldes señaló que se conformarán mesas más chicas y "todo se discutirá para el corto plazo".

Reclamo empresario 

El presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios de Argentina (Copal), Daniel Funes de Rioja, destacó hoy la necesidad de avanzar en la definición de "una agenda de reconstrucción".

"Mientras que sólo fueron autorizados aumentos promediando entre 4% y 10,8%, el incremento acumulado de los costos que soportaron las empresas el año pasado, en muchos casos dolarizados, fue de un 35% en logística; entre un 45% y hasta 250% en materias primas; un 40% por la depreciación del tipo de cambio oficial mayorista; y alrededor de un 20% por costos relacionados con la Covid-19", precisó Funes de Rioja.

También destacó que "en materia salarial el promedio de incrementos ha sido entre 36% y 44%, porcentaje que supera entre 30 y 40 puntos a los incrementos de precios autorizados a la industria".




 

Más notas de

Francisco Martirena

Sustitución de importaciones: arman plan para que trenes tengan más partes nacionales

Buscan desarrollar la industria ferroviaria

Precios de alimentos: subieron 1,7% en la primer quincena de abril en CABA

Los precios de alimentos muestran más subas

Cayó consumo 18% contra "pico" de compras en el inicio de la cuarentena

Marzo mostró caída en el consumo masivo

Mercosur, sin "fumata": Brasil insiste con importaciones muy altas

Siguen las diferencias en el Mercosur

Plan de exportaciones: confirmaron estrategia oficial para obtener dólares

Presentaron plan de exportaciones

"No entra nadie": por pánico al contagio de Covid-19, cayó el consumo

El consumo no esencial se cayó después de Semana Santa

Imputan a Nestlé y Mondelez por engaños en sus etiquetas

Imputan empresas por mal etiquetado

Industria electrónica nacional: esperan mayor producción en Tierra del Fuego

Celulares aumentaron producción y ventas

Aduana cuida dólares: toman medidas para evitar la sobrefacturación

La Aduana controla las importaciones

Mercado Federal Ambulante: el plan oficial para llevar precios baratos al barrio

Apuestan a la entrega directa al consumidor