El coronavirus provocará una caída mundial récord de la demanda de petróleo en hasta 90 mil barriles diarios, según estimaciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Si esto se cumple, sería el primer retroceso del consumo global de crudo desde 2009, en contraste con el anterior pronóstico de un crecimiento de 825.000 barriles diarios. Este lunes, el precio del petróleo caía más de 30% a 31 dólares por barril de la variedad Brent.

En su boletín mensual, la AIE estimó que este escenario se dará como consecuencia de "la mayor caída en China, que representó más el 80% del incremento global en 2019, y por los problemas en los viajes y el comercio".

La agencia consideró que podría desarrollarse un panorama "pesimista" en el que asume que los países afectados se recuperarán lentamente y en el que la epidemia se expande a Europa y Asia, con una caída de la demanda de petróleo de 730.000 barriles diarios, hasta 99,26 millones de barriles diarios (mbd), para este año.

Desde una perspectiva más optimista, cabe la posibilidad de que la crisis no provoque un impacto grave en Europa y Norteamérica, situación en la que la demanda global de crudo aumentaría en 480.000 barriles al día, hasta 100,48 mbd en 2020, vaticinó la AIE.

Según los cálculos de la agencia, en el escenario base Europa vería caer su demanda de crudo en 200.000 barriles diarios, mientras que en América bajaría en 90.000 barriles y en el total de la OCDE en unos 240.000 barriles diarios.

En el peor escenario previsto, la demanda de crudo en Europa disminuiría en 250.000 barriles cada día y en 340.000 en América, mientras que en la OCDE el descenso sería de 730.000 barriles diarios. Por el contrario, en sus cálculos más optimistas, la demanda europea bajaría en 80.000 barriles, pero aumentaría en 140.000 en América y en 30.000 barriles en la OCDE.

"La perspectiva inmediata para el mercado del petróleo dependerá de la rapidez con la que los gobiernos avancen en la contención del brote de coronavirus y de qué impacto tiene la crisis en salud de la actividad económica global", señaló la agencia.

El coronavirus provocó estragos en la economía a nivel mundial, desde el hundimiento de las bolsas y el precio del petróleo hasta devaluación de monedas. Este lunes el Merval caía 12% y el mercado bursátil europeo anotaba pérdidas de hasta 9% a media rueda, mientras que el asiático cerró con bajas profundas, como consecuencia del derrumbe histórico en el precio del petróleo que caía más de 30% a 31 dólares por barril de la variedad Brent.

Por su parte, las bolsas de Reino Unido, Francia, Alemania, España e Italia operaban con pérdidas de entre 5,6% y 8,9%, en línea con el desplome del valor del crudo.