La Cámara de Diputados tratará este jueves el proyecto de Ley de Teletrabajo por el que se busca implementar nuevas regulaciones legales a la actividad remota de los empleados, y garantizar el derecho a la desconexión como uno de los puntos más solicitados por el sector. 

Tras haber obtenido dictamen de mayoría, con consenso del oficialismo y el bloque de Juntos por el Cambio, la cámara baja inaugurará su tercera sesión remota a partir de las 16, en la que buscará establecer nuevos derechos para los empleados y obligaciones en los empleadores bajo el esquema a distancia.

"Había 20 proyectos presentados que logramos unificar y consensuar. Hoy se tratará en Diputados y tendría media sanción", confió la presidenta de la Comisión de Legislación de Trabajo, Vanesa Siley en diálogo con FutuRöck.
 

Teletrabajo: ¿Qué cambios se agregan con la ley?


Según explicó Siley, el derecho de desconexión es el que un trabajador tiene "culminada la jornada", y que se traslada en la posibilidad de "apagar su celular, cerrar la plataforma online; o bien que "no sigan escribiendo Whatsapp, dando órdenes, instrucciones, tareas".

  • Entre los nuevos marcos legales, la iniciativa modifica la ley de Contratos del Trabajo e indica que las personas que se desempeñen bajo la modalidad remota "gozarán de los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajan bajo la modalidad presencial y su remuneración será la correspondiente al convenio colectivo de trabajo, no pudiendo ser inferior, en su caso, a la que percibía o percibiría bajo la modalidad presencial".
  • Además, señala que la prestación laboral remota "es voluntaria", no puede ser impuesta por el empleador y por lo resulta reversible, al tiempo que regula el "derecho a la desconexión" del empleado remoto.
  • Otro de los puntos que inaugura esta nueva ley es la obligatoriedad del empleador de proporcionar el equipamiento - hardware y software-, así como también las herramientas de trabajo y el soporte necesario para el desempeño de las tareas. Su suma el asumir los costos de instalación, mantenimiento y reparación de las herramientas, o la compensación por la utilización de maquinas propias de la persona que trabaja.
  • "En los casos de roturas, desperfectos o desgaste de los instrumentos tecnológicos de trabajo, el empleador deberá hacerse cargo de su reemplazo o reparación", indica el texto que buscará la media sanción.
  • En el mismo sentido, el trabajador que realice su actividad de forma remota "tendrá derecho a la compensación por los mayores gastos en conectividad y/o consumo de servicios que deba afrontar", y "dicha compensación operará conforme las pautas que se establezcan en la negociación colectiva, y quedará exenta del impuesto a las Ganancias", una de las clásulas que había sido pedida por la CGT.

Para aquellos trabajadores que acrediten tener a su cargo, "de manera única o compartida", el cuidado de personas menores de 13 años, personas con discapacidad o adultas mayores que requieran asistencia específica, "tendrán derecho a horarios compatibles con las tareas de cuidado a su cargo y/o a interrumpir la jornada".

  • Sobre el "derecho a la desconexión", se consigna que el trabajador remoto tendrá "derecho a no ser conectado y desconectarse de los dispositivos digitales" fuera de su jornada laboral o durante los períodos de licencias, al tiempo que el empleador tendrá prohibido "remitirle comunicaciones por ningún medio" en esos períodos.

La autoridad de aplicación designada es el Ministerio de Trabajo que tendrá bajo su responsabilidad la fiscalización así como el dictado de normas de seguridad e higiene.