Cuando el exitoso canje de la deuda en dólares en el tramo local y extranjero parecía allanar el camino para que las provincias también lograran reestructurar sus pasivos, las negociaciones de los gobernadores con los acreedores se empantanaron y debieron postergar ya en varias oportunidades los plazos para adherir a las ofertas, sin que todavía aparezca un arreglo a la vista.

El monto que doce distritos buscan reperfilar y recortar cupones suma más de USD12.000 millones, de los cuales unos USD7.000 millones corresponden a la administración bonaerense. Sin embargo, a más de un mes de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunciara el principio de acuerdo con los principales fondos de inversión, el gobierno de Axel Kicillof tuvo que patear por séptima vez el período para que los tenedores de bonos acepten la propuesta, que además es mucho más generosa que la del titular del Palacio de Hacienda.

Lo mismo le ocurrió a Mendoza, que de todas formas está muy cerca de lograr el 75% de adhesión que necesita para activas las Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) y así reestructurar un bono por USD590 millones, mientras que Neuquén dio tiempo hasta este viernes a los acreedores para ingresar al canje, lapso que probablemente deba extender otra vez.

Lo cierto es que desde Economía monitorean los procesos de reestructuración que están llevando adelante las jurisdicciones subnacionales desde la Unidad de Apoyo de Sostenibilidad de la Deuda Pública de las provincias, con el objetivo de lograr achicar al mínimo los cupones con un step up y, principalmente, que los vencimientos de capital caigan después de 2023, de manera de cortar otra de las vías de escape de dólares.

“De acá a fin de año, sin contar a Buenos Aires, quedan pagos de provincias por USD200 millones, que no tienen demasiado impacto en las reservas”, detalló Guillermo Giussi, de la consultora Aerarium. “Lo más difícil es que los acreedores acepten cupones de 0,5% desde el 8% o 9% que pagan actualmente. Los canjes se están estirando demasiado, la macro no ayuda y las nuevas trabas al dólar suman ruido. El bono AL30 ya rinde 13% de TIR lo que significa que para las provincias, la exit yield de los nuevos títulos van a estar arriba de esa cifra”, advirtió.

Por su parte, Miguel Arrigoni, de FIRST Capital Group, apuntó que “ahora van a reestructurar deuda empresas que no necesitaban hacerlo, es algo inédito”. Mientras tanto, “las provincias van a poder seguir accediendo al mercado cambiario y eso puede ser un argumento a favor de los acreedores”, sostuvo.

En ese sentido, Giussi destacó que “si el Central no les vende los dólares, los prospectos indican que las provincias deben ir al contado con liqui, por lo que les va a salir el doble”.

Más notas de

Ignacio Ostera

Mineras ven un potencial de inversión de 20.000 millones de dólares

El sector exporta más de 2.000 millones de dólares por año

Por la pandemia, la construcción tuvo el mayor crecimiento de su historia

El uso de hierro redondo y acero se disparó 205%

Repro: los sectores críticos no pagarán aportes patronales

El gobierno profundiza medidas económicas ante la segunda ola

La recaudación vuela y provincias se benefician por coparticipación y suba de la actividad

Posadas, favorecida por el consumo que antes se iba a Brasil

Economía vuelve a ofrecer canasta de Letras en busca de $6.000 millones

Sardi buscará descomprimir los vencimientos de fin de mes

La compra de dólares para ahorro, en su nivel más bajo de la era Fernández

El Central registró ingresos de cuentas del exterior por USD209 millones

La recaudación empujará la suba de jubilaciones de junio: cuánto estiman de aumento

El alza de marzo había sido del 8,07%

Constructoras reclamaron previsibilidad en las licitaciones y el diseño de nuevos proyectos

Szczech manifestó preocupación por la "ejecución presupuestaria"

Suba del blue abarata el blanqueo, pero empresarios niegan impacto en el dólar

El sector busca captar el dinero no declarado

Segunda ola, expectativa de mayor gasto y menos oferta hicieron subir al blue

Segunda ola, expectativa de mayor gasto y menos oferta hicieron subir al blue