La intención de promover un nuevo crédito hipotecario se anunció el 1° de octubre en el encuentro que tuvo el ministro de Economía, Martín Guzmán, con diversos sectores de la industria. La Cámara Argentina de la Construcción también lo anticipó esta semana, y ahora el Poder Ejecutivo envió el proyecto de ley al Congreso.

Tras varias reuniones con los sectores implicados, los nuevos créditos tendrán fuerza de ley en el caso de aprobarse y se regirán por un coeficiente basado en el CVS (Variación Salarial) que se llamará “Hog.Ar”. 

El proyecto promueve la creación de un Fondo Fiduciario de Cobertura y Promoción (FFCP) que asistirá a las familias adeudadas en el caso de que los índices de Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) o las Unidades de Vivienda (UVI) superen 10% al de salarios.

Este nuevo fondo se financiará con:

  • Una prima contenida en las cuotas de los créditos
  • El rendimiento de las inversiones que se realicen
  • Los aportes de entidades financieras
  • Un aporte inicial del Tesoro Nacional
  • Aportes, financiaciones, subsidios o donaciones provenientes de organismos multilaterales de crédito

Lo que logrará la creación de este fondo es cubrir los excesos de cuota que puedan generarse por arriba del aumento de salarios, por lo que si los sueldos aumentan 10%, el importe a abonar mensualmente crecerá en el mismo porcentaje.

El proyecto de ley también prevé la creación de una empresa estatal conformada entre el Ministerio de Economía y el Banco Central llamada Empresa Hipotecaria Argentina Sociedad Anónima (EHASA) para manejar el nuevo FFCP que tendrá en su directorio de tres a siete representantes de los aportantes.

Se espera que mediante este nuevo valor de cuotas más accesibles a la clase media con trabajos registrados, más gente pueda adquirir este tipo de préstamos para adquirir su hogar y así comenzar a solucionar los problemas habitacionales del país.