Los representantes territoriales y sectoriales de todas las fábricas del país que reúne la UIA se verán las caras a través de pantallas mañana cuando se realice la primera reunión virtual de la historia de la Junta Directiva. Habrá muchos problemas que llevarán al cónclave, pero el principal es la fuerte preocupación que manifestaron de antemano una porción grande de fábricas por inconvenientes para tener los fondos que salden la primera quincena de abril que vence el 20 próximo.

Fuentes de la mesa chica de la entidad fabril confiaron a BAE Negocios que "si no activan rápido el apoyo de los bancos, la próxima quincena en las pymes nadie la cobra". Sucede que los industriales ratificaron que "sólo se dan los créditos a los que están en situación crediticia 1 y que estén seguros que van a cobrarlo". "Hay un banco que atiende a muchas pymes y que es el que más se borró con las empresas. La situación que plantean los bancos es diametralmente opuesta a la realidad de las fábricas medianas y chicas", alertó el empresario de la UIA.

En la reunión de mañana habrá diversos temas sectoriales, pero el muchos otros que unifiquen el reclamo, como "la situación de los trabajadores sin actividad, aún en fábricas que están produciendo"; o la cobertura de los cheques emitidos "que recién se podrán cobrar cuando se empiece a trabajar".

Existe, sin embargo, una coincidencia implícita entre todas las pymes de la UIA: quedarán postergados, sin perspectiva de reanudación, el pago de impuestos y cargas sociales ya que "no están en el radar de las fábricas", admitió uno de los referentes del sector en la entidad fabril.