El boleto de colectivo sería 118 pesos más caro y alcanzar los 136 pesos si el Gobierno no aplicara los subsidios en el transporte público, según un informe arrojado por la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte.

Esta información se desprende de que el mínimo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es de 18 pesos mientras que en el promedio nacional, los usuarios pagan 13 pesos el viaje en colectivo, convirtiendo a Argentina en el país con el pasaje más barato de la región, según una comparación realizada en dólares. 

Buenos Aires tiene un boleto equivalente a 0,13 dólares; en San Pablo, Brasil, el colectivo se paga USD 0,85; en Santiago de Chile USD 0,98 y en Montevideo, Uruguay USD 1,03. 

Actualmente, en el AMBA hay 18.500 unidades en circulación pertenecientes a las 386 líneas de 160 empresas diferentes. Esto significa un volumen de trabajadores equivalente a 50 mil personas

El mantenimiento de este servicio representa para el Estado y las empresas un costo mensual de $23.185,9 millones. El total se divide en $18.214 millones que provienen del Ministerio de Transporte y $4.971,9 para las compañías. 

Congelamiento de tarifas del transporte público

En Argentina, las tarifas del AMBA se congelaron a principios de 2020 con los valores de 2019 y desde ese entonces, el transporte público mantiene su costo. Según el informe, el Estado compensa $93,8 por pasajero y las empresas se llevan $29,2.  

La medida de congelamiento había sido implementada por el entonces ministro de Transporte, el fallecido Mario Meoni, quien se había enmarcado en la Ley de Emergencia, previo a la pandemia del coronavirus (Covid-19). Sin embargo, al empeorar la situación sanitaria, el Gobierno prorrogó la estabilización de las tarifas.