El Gobierno inició este jueves el proceso para descongelar las tarifas de luz. Convocó a las empresas eléctricas para discutir un "Régimen Tarifario de Transición" mientras se avanza en la definición de un "Acuerdo Definitivo de Renegociación".

Lo hizo a través de las resoluciones 16/2021 y 17/2021 del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), publicadas hoy en el Boletín Oficial. Junto al Enargas, el organismo de contralor del sector gasífero, serán los encargados de negociar con las empresas la salida del congelamiento. Se trata de entidades dirigidas por sectores afines al kirchnerismo, que pugnan dentro del Gobierno por un menor ritmo de aumento de tarifas para este año que el propuesto por Martín Guzmán: que suban en línea con la inflación prevista para todo 2021.

En la primera de las resoluciones, el ENRE convoca a las distribuidoras del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Edenor y Edesur, a participar del debate. En la segunda resolución, el llamado es para las transportadoras Transener, Tranba (Buenos Aires), Transpa (Patagonia), Transco (Comahue), Transnea (Noreste), Transnoa (Noroeste) y Distrocuyo y el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN).

El ente recordó que, en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 1.020 del 16 de diciembre de 2020 se determinó el inicio de la renegociación de la revisión tarifaria integral vigente, correspondiente a las prestadoras de los servicios públicos de transporte y distribución de energía eléctrica que estén bajo jurisdicción federal.

Durante el Gobierno de Mauricio Macri, las tarifas de gas y electricidad se dolarizaron. El resultado fue un tarifazo acumulado que en algunos sectores superó el 3.000% solo en cuatro años. Tras la derrota en las PASO de 2019, el Ejecutivo de entonces las congeló. Alberto Fernández asumió con el compromiso de desdolarizar los costos y revisar los esquemas de actualización de los precios. Pandemia mediante, el congelamiento se estiró al menos hasta marzo de 2021.

El ritmo de los aumentos es un debate hoy dentro del Gobierno, en el marco de la negociación con el FMI. Guzmán busca mantener estables los subsidios en relación con el PBI para sostener su objetivo de reducción del déficit primario. Esto implicaría actualizar las tarifas alrededor de un 30% en el año (la inflación prevista por los funcionarios). En un año electoral y con la necesidad de recuperar los ingresos para estimular la demanda, otros sectores buscan aminorar la suba.

Ambas resoluciones determinaron que el ENRE facilitará la realización de diversas instancias de participación ciudadana, convocando a tal fin a usuarios y a las asociaciones de defensa del consumidor, a fin de ser informados de las distintas etapas del citado procedimiento, garantizando su publicidad y el derecho de acceso a la información.

El Ente remarcó que "en las adecuaciones tarifarias transitorias se deberá atender a garantizar la continuidad de la normal prestación de los servicios, como así también la implementación de los mecanismos de participación ciudadana correspondientes".

También destacó que "la participación de los usuarios y usuarias con carácter previo a la determinación de la tarifa, constituye un factor de previsibilidad, integrativo del derecho constitucional a una información adecuada y veraz".

Asimismo, subrayó que esta intervención "otorga una garantía de razonabilidad para el usuario y la usuaria y disminuye las estadísticas de litigiosidad sobre las medidas que se adoptan".