La empresa Santana Textil  presentó dos nuevas máquinas de hilandería de última generación, que permitieron duplicar la producción y aumentar el empleo y a la vez generar puestos de trabajo luego de que tuviera que reducir su actividad en en el gobierno anterior.

La producción mensual de Santana aumentó de 1.000.000 de metros lineales de tejidos denim por mes a 1.200.000 metros, y de 200.000 kilogramos de hilos finos de algodón a 350.000 kilogramos con una proyección de llegar a 600.000 kilogramos. 

La planta incorporó 70 de 100 nuevos puestos de trabajo previstos para 2021. “Desde diciembre de 2019 la empresa pasó de 361 trabajadores y ya estamos llegando a cerca de 500 trabajadoras y trabajadores a través de un plan de desarrollo para llegar a 800 empleos, sentimos orgullo para cada uno de ellos”, dijo el gobernador Jorge Capitanich al visitar la fábrica y felicitó a la empresa por los cuidados sanitarios que llevan adelante en la pandemia por Covid-19.

La firma brasileña abastece al 30% del mercado textil argentino, y mediante este proceso de expansión se prevé llegar al 35%. “Con políticas públicas y un Estado presente estamos logrando una cadena textil integrada, que va desde la producción del algodón hasta la fibra, el hilado y, finalmente, las confecciones de las prendas de vestir”, señaló Capitanich.

El gobernador Capitanich recorrió las instalaciones 

El gerente Marcelo Sánchez Castelán informó que, a través del aumento de la producción debido a la nueva maquinaria la firma está incorporando nuevas operarias y operarios. “Este proceso de crecimiento sostenido lo logramos a través de la reinversión de utilidades que nos genera mejoras en el costo y competitividad en el mercado ya que ofrecemos productos de excelente calidad a un muy buen precio”, indicó.

Tomaron parte de la recorrida también los ministros de Producción, Industria y Empleo Sebastián Lifton, y de Planificación, Economía e Infraestructura Santiago Pérez Pons, el presidente de la Cámara de Diputados Hugo Sager y el presidente de Secheep Gastón Blanquet.