El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, instruyó al director nacional de Vialidad, Gustavo Arrieta para que intervenga en las obras sobre la Ruta Nacional 33, en el tramo que une la ciudad santafesina de Rufino con la bonaerense de General Villegas, actualmente paralizadas.

Se trata de un camino cuya operación y mejora fue adjudicada bajo la modalidad de Participación Público Privada (PPP) a la empresa Cartellone, como parte del corredor vial C. Vialidad y la empresa firmaron un acta para iniciar las tareas para mejorar el mal estado de la carretera, en donde vienen ocurriendo numerosos accidentes de tránsito. El último de ellos ocurrió el domingo pasado, cuando una docente y su hija de 4 años perdieron la vida, lo que llevó a Katopodis a impulsar este plan de emergencia.