El Banco Central continuará marcando la cancha en el mercado cambiario esta semana. Las intervenciones de los últimos días dejaron en claro que la autoridad monetaria está dispuesta a cumplir a rajatabla la orden del Gobierno de frenar el avance de la divisa para evitar su traslado a precios, en momentos en que muchos gremios están negociando la pauta salarial de 2018.

Sin margen por ahora desde lo político para subir más las tasas, analistas coinciden en que el BCRA deberá seguir utilizando sus reservas para controlar la escalada del tipo de cambio hasta que aparezcan los dólares del campo o de nuevas emisiones de deuda.

La semana pasada la entidad que preside Federico Sturzenegger vendió u$s385,5 millones para contener la suba de la moneda estadounidense; comenzó con intervenciones "light" pero luego tuvo que aumentarlas ante la poca efectividad que tenían en el mercado. Según informó el Central, el lunes liquidó u$s30 millones, el miércoles u$s20 millones, el jueves u$s123 millones y el viernes otros u$s212,5 millones.

Con esta intervención escalonada y más fuerte del jueves y viernes últimos, según afirma el economista Federico Furiase, la autoridad monetaria logró correr la demanda del mercado, instalando la señal de que "el dólar tiene cierto techo mientras se negocian paritarias y que el BCRA va a manejar la velocidad de la suba".

"Me parece muy bien que el Central intervenga cuando no tiene espacio político para subir la tasa, para romper de cuajo con las expectativas de que el dólar sólo puede subir para seguir desde atrás la inflación", afirmó el director de Estudio Eco/Go y profesor de la maestría en Finanzas de la UTDT.

Las ventas del último viernes hicieron que la divisa estadounidense retrocediera 11 centavos en la plaza mayorista, a $20,25, 2 centavos por debajo del cierre de la semana previa. Acompañando la caída del billete mayorista, el dólar en las pizarras retrocedió hasta los 20,54 pesos.

También lograron anclar las expectativas del mercado, que ahora ve un tipo de cambio por debajo de $21 hasta fines de abril.

No obstante, se espera que la presión cambiaria continúe en los próximos días mientras lo dólares del campo sigan sin aparecer y fonos y empresas continúen tomando cobertura, empujados en gran medida por la percepción de que este año el tipo de cambio podría ganarle a la tasa.

"La demanda continuará por este mes, ya que la oferta está restringida por pocas liquidaciones de cerealeros y algunos inversores que a estos precios del dólar vuelven a apostar en pesos, para aplicar en distintos activos, que están repuntando levemente", señaló Fernando Izzo, director de ABC Mercado de Cambios.

Con u$s62.421 millones en sus reservas internacionales está claro que al BCRA le sobra poder de fuego para contener la divisa.

Para el analista financiero Christian Buteler "sería preferible" que el BCRA no tuviera que intervenir vendiendo dólares de sus reservas para contener al dólar pero considera que en las cantidades en que lo está haciendo "no es preocupante".

En el mercado además destacan que está claro que la presión cambiaria que se vio en los últimos meses no se debe a que exista un boom por el dólar o que estemos en medio de algún tipo de corrida si no a que simplemente se redujo la oferta.

"El volumen sigue siendo normal, tal vez un poco arriba del promedio, pero no se ven órdenes fuera de lo común. Lo que cayó fue la oferta", indicó Buteler.