La estructura familiar se fue transformando durante el paso del tiempo, constituyendo a los hogares monoparentales como nuevos formatos familiares. Al mismo tiempo la independencia económica femenina crece de forma constante y cada vez más mujeres se transforman en jefas de hogar, organizando las finanzas familiares.

Según datos difundidos por el Instituto Nacional de las Mujeres, actualmente 4 de cada 10 jefaturas de hogar en Argentina son lideradas por mujeres, siendo éstas la principal fuente de ingresos de sus familias. Al analizar con mayor profundidad, el 27% de los hogares monoparentales, es decir aquellos constituidos por un solo progenitor con sus hijos, son de jefatura femenina.

"Considerando que la brecha salarial entre el hombre y la mujer es de 26%, este tipo de familias son las que se encuentran en un estado mayor de vulnerabilidad, ya que deben ajustar su presupuesto a un solo ingreso, mucho menor que el de una familia tipo. Cuando la madre no cuenta con el apoyo financiero de una pareja y se transforma en un eje elemental en las finanzas familiares, es fundamental contar con una buena educación financiera que permita hacer un buen uso del dinero para evitar caer en deudas." Señaló Rodrigo Nadal, director de Resolvé tu Deuda

La brecha salarial entre hombres y mujeres es de 26%, e implica mayor vulnerabilidad económica

En el caso de caer en deudas impagables, se puede recurrir a expertos que analicen el estado financiero de cada deudor y encuentren soluciones a la medida. Resolvé tu Deuda cuenta con profesionales financieros que trabajan con el objetivo de ayudar a los clientes a liquidar sus deudas con sus propios recursos considerando los ingresos y gastos de cada persona para determinar la cantidad que puede destinar al programa sin comprometer sus necesidades básicas.

El director de la reparadora de crédito con presencia en Latinoamérica compartió algunos consejos financieros para que las madres puedan llevar las finanzas familiares evitando caer en deudas impagables:

En la economía familiar es importante mantener un presupuesto organizado que permita ver fácilmente los gastos e ingresos para poder ajustar las cuentas a medida que es necesario. Para esto se recomienda utilizar la regla del 70-30, en el que 70% del salario se va a los gastos básicos como vivienda, educación, salud y transporte, mientras que el resto se destina al ahorro, entretenimiento y pago de deudas.

Si bien la jefa de familia tiene mayor incidencia en las finanzas familiares, el consejo es educar financieramente a todos los miembros, aunque sea en los conocimientos mínimos. Si los hijos desconocen la situación financiera de la familia es probable que no controlen sus gastos generando una deuda que puede ir aumentando mes a mes.

Claves

Identificar eventos importantes
Realizar un arreglo en el hogar, cambiar el auto, la época vacacional o las compras escolares previas al inicio del ciclo lectivo son gastos que se deben evaluar y priorizar a la hora de realizar un presupuesto.

Tener en cuenta posibles emergencias
Es recomendable destinar al menos 10% del ahorro para este tipo de situaciones con el objetivo de que las finanzas familiares no se vean afectadas a largo plazo.

Evaluar una inversión:
Según la regla del 70-30, una parte de los ingresos están destinados al ahorro. El mercado financiero tiene varias opciones para inversionistas primerizos: plazos fijos, bonos, moneda extranjera y fondos de inversión son solo algunas de las opciones que se pueden conseguir en un banco.