El mercado de real estate tuvo dinamismo en 2018 en el mundo, con record de ventas de viviendas. En un escenario con alta concentración de la riqueza y fortunas abultadas, se concretaron compras millonarias en las principales capitales.

Las revistas GQ y The Spaces elaboraron una lista con las casas más caras vendidas en el año que pasó.

La lista de estas despampanantes propiedades está encabezada por el One Hyde Park Penthouse, en Londres, que fue adquirido por u$s 200 millones. Fue una especie de autoventa del magnate inglés de la propiedad Nick Candy (la vendió a compañías offshore que él controla) y se convirtió en la casa más cara de Gran Bretaña jamás vendida.

La segunda vivienda en la lista alcanzó una cifra de u$s 178,4 millones y está ubicada en el barrio The Peak, de Hong Kong, el más lujoso del planeta. La propiedad cuenta con cuatro baños, una piscina y un ascensor.

Una casa en la playa de Malibú ocupa el tercer puesto con un precio de 110 millones de dólares. Fue propiedad del fundador de la cadena Hard Rock Café, Peter Morton. Tiene una ubicada inmejorable, sobre la playa y cuenta con siete habitaciones, nueve baños, terraza, jardín y todos los lujos imaginables. Se convirtió en la más cara de la historia de Los Ángeles y su nuevo dueño es el multimillonario del gas natural Michael S Smith.

El inventor James Dyson podrá desayunar con una espectacular vista aérea de Manhatta con el verde del Central Park. Compró un ático millonario en la torre de lujo del 520 Park Avenue por 73,8 millones de dólares. En el mismo rascacielos se vendió un piso por 62 millones de dólares.

Australia también tuvo su record. La casa más cara de la historia se vendió en u$s 100 millones en Point Piper, Sydney. Cuenta con un jardín de 11.200 m2, acceso privado a la playa y balcones envolventes, fue comprada por el magnate tecnológico Mike Cannon-Brookes.

Otras dos propiedades con precios astronómicos fueron una enorme mansión con piscina que perteneció a Frank Sinatra y posteriormente al CEO de Paramount Pictures y fue vendida por 68,8 millones en Los Ángeles, y la antigua casa del actor Danny DeVito por la que se pagó 66.25 millones de dólares

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos