Este año tan fuera de lo común tendrá un final que escapa también a lo convencional. En el mundo corporativo, al menos, diciembre no traerá la clásica fiesta de fin de año con los compañeros y la mayoría de las empresas no planean reemplazar esa tradición con un festejo virtual. 

La consultora de RRHH Adecco, encuestó a 202 compañías, entre PyMEs y grandes empresas con operaciones en el país, sobre cómo cerrarán este año tan atípico colmado de cambios e incertidumbre. Según el estudio, el 77% de las firmas sondeadas expresó que no realizará ningún evento, ni siquiera de forma virtual, para despedir el 2020. Este dato contrasta claramente con el 2019 cuando un 55% realizó algún tipo de celebración.

Pablo Liotti, Gerente de Marketing y Comunicación del Grupo Adecco, señaló a Bae Negocios que en la mayoría de los casos se debe a cuestiones económicas. "Eso no quiere decir que los resultados sean malos. Muchas veces este tipo de recortes hacen que la rentabilidad de la empresa lleguen a objetivo. En otros casos, sí estuvieron muy castigados por la pandemia".

El informe indica que un 53% de las empresas aseguró que su facturación se vio afectada debido a esta situación. No obstante, un 39% destacó que no fue así. El 8% restante decidió no responder. En ese marco, un 39% destacó que, pese a todo, cierra el 2020 de manera estable, a la vez que un 46% aseguró que lo hace dominado por la incertidumbre y un 15% con problemas económicos y reducción de personal.

En cuanto a las empresas que deciden realizar festejos en modo virtual, Liotti puntualiza que se ven desde espectáculos de stand up para divertir también a todo el grupo familiar, a reconocimientos a empleados, sorteos, bingos y otros shows. "Muchas empresas muestran en estas ocasiones cómo fue el año en cuanto a los resultados y marcan sus objetivos, además de sumar una parte de diversión. Es parte de la tradición", agregó. 

Aunque no todas realizarán evento, la mayoría de las empresas encuestadas agasajará a sus empleados de alguna forma en el marco del cierre del 2020. El 65% enviará una caja navideña, el 20% una gift card, el 10% realizará un envío gastronómico y solo el 5% regalará experiencias. Muchas veces, la elección de una u otra modalidad depende del grado de dispersión geográfica de la compañía. 

El 74% de las empresas consideró que no festejar el fin de año influye en la motivación de los empleados de cara al año siguiente, mientras que un 26% expresó que no es tan relevante. Al respecto, y consultado sobre cómo compensar ese efecto, el especialista de Adecco explicó: "Muchas veces pasa por el reconocimiento a los empleados para valorar el esfuerzo. Todos tuvieron que hacer malabares este año, home office en situaciones no convencionales. Quizás no pasa por tener una fiesta o una canasta. Un mensaje no implica un gasto. Y dar a conocer los reconocimientos al resto de la empresa empodera mucho a los empleados que tuvieron actividad destacada y los motiva".

Como quiera que sea, probablemente muchos estarán deseando que termine este intenso 2020 para dar vuelta la página.