A pesar de la normalización y apertura de locales, la compra online se transformó en un hábito que los consumidores ya han internalizado como parte de su rutina. Más de un año después de la irrupción de la pandemia, se van cristalizando las preferencias de los usuarios.

Si bien se percibe que el consumo online disminuyó algunos puntos en todas las categorías durante los últimos meses, el ecommerce ya se instaló como nuevo hábito entre los usuarios, ya que les permite comparar precios y conseguir todos sus productos sin salir de sus casas. Pero también queda claro que los usuarios son más exigentes al momento de evaluar las prestaciones de las marcas y plataformas de venta. Así lo destaca Glamit, empresa del rubro que brinda soluciones tecnológicas a las principales marcas del país y de América Latina, en la tercera edición de su reporte de tendencias de consumo junto a Opinaia, consultora de investigación. Paola Cavarozzi, Directora de Research de Opinaia, sobre este tema destaca: "El shopper se puso muy exigente y tiene estándares más altos provenientes de experiencias con distintos marketplaces. Hoy en día, lo que más valora es la inmediatez en la entrega". 

En ese sentido, el 61 % de los consumidores desearía que bajaran los costos de envíos, el 44 % pide ofertas más atractivas, el 34 % menciona la mejora en los tiempos de entrega y el 26 % las formas de pago.  Luciano Margolin, Director de Glamit, destaca: "Pienso que los clientes requieren que se siga trabajando sobre la experiencia de compra mobile, donde actualmente los porcentajes de conversión siguen siendo considerablemente más bajos que en las visitas realizadas a través de computadoras".

El pick up, un híbrido 

El PickUp es una de las opciones más elegidas por los consumidores para el retiro de los productos. El 65 % lo elige por sobre el envío a domicilio por: ser más rápido (34 %), y por el costo (49 %). Para las personas con frecuencia de compra más baja -mensual- la velocidad es el mayor interés ya que el 50 % dice que es ese su motivo de elección a la hora de conseguir su bien. 

Con respecto al futuro, las perspectivas son muy buenas. El 71 % de los compradores frecuentes afirman que seguirán eligiendo ecommerce, porcentaje que llega al 77% entre aquellos que compran de forma más intermitentemente. 

El análisis sobre los consumidores de moda online muestra que 7 de cada 10 consumidores tuvieron una experiencia de compra muy buena o excelente (es decir que la calificaron con 8, 9 o 10 puntos) y el 90% de ellos aseguran que seguirán utilizándolo. "Un trabajador que está en home office, y que quizás antes se trasladaba del hogar al trabajo y podía realizar compras en el medio, ya no lo hace tan fácilmente", explica la representante de Opinaia. Por el lado de Glamit, anuncian: "Creo que el pico máximo en cuanto al aporte digital en fechas comerciales más tradicionales lo vamos a ver en octubre en lo que será el próximo día de la madre". 

El nivel de compra online en vestimenta y calzado en  marzo, abril y mayo disminuyó levemente, acompañando la apertura de locales y la reducción en las restricciones de circulación.  Sin embargo, no todos los Niveles Socio-Económicos presentan comportamientos similares, en el NSE Alto se observa que el 73% continuó comprando online, en el NSE Medio el número llega a 67% y en en NSE Bajo a 47%.

A pesar de los cambios en los porcentajes, los lugares en el ranking de productos más vendidos se mantienen firmes con respecto a los meses anteriores: 37 % delivery de comida hecha por apps, 31 % artículos de indumentaria, 29 % alimentos y bebidas, 27 % electrodomésticos. Sobre las expectativas futuras, el 62% de los consumidores afirman que seguirán comprando de forma online.