La virtualidad ganó fuerza como el espacio en el que se desarrollan muchas de nuestras acciones cotidianas. El sentido de comunidad, la solidaridad, la civilidad también tienen un correlato digital en esta era pandémica. Uno de los gigantes tecnológicos testeó en 22 países, incluida la Argentina, cómo se desarrollaba esa convivencia y los resultados no fueron demasiado alentadores.

Desde que comenzó la pandemia, la mayoría de las actividades económicas y sociales, como el trabajo, el comercio y el estudio, migraron a la red. Según un informe del INDEC, en el primer trimestre de 2021 se registraron 7.681.221 accesos fijos a internet en Argentina, lo cual significó un aumento del 2,8% con respecto al primer trimestre de 2020.

Asimismo, varios estudios demuestran que los usuarios pasan cada vez más tiempo en internet, alrededor de 9 horas y 39 minutos, según indica el último estudio de We Are Social y Hootsuite. Pero ¿cómo es la convivencia digital a casi un año y medio del inicio de la pandemia? Para dar respuesta a esta pregunta, Microsoft creó el Índice de Civilidad Digital (ICD), el cual permite medir el tono y tenor de las interacciones en línea. En el estudio Civility, Safety and Interaction Online  las preguntas estuvieron relacionadas con su exposición a 21 riesgos en línea en cuatro categorías: hábitos y conductas, sexual, reputación y personal/intrusivo. 

Una de las preguntas del estudio fue si la civilidad en línea mejoró como consecuencia de la pandemia. El 17% de los encuestados respondió de manera afirmativa, mientras que el 30% respondió negativamente. Si se comparan estos porcentajes con los del año pasado (26% y 22% respectivamente), los resultados arrojan que la civilidad en línea se redujo en un 9% con respecto al 2020.

En este sentido, las tendencias de civilidad en línea asociadas a la solidaridad y al sentido de comunidad también se vieron afectadas con respecto al 2020. Por ejemplo, la categoría "Veo más gente ayudando a otras personas" se redujo en un 11%; "Un mayor sentido de comunidad" cayó en un 12% y "La gente ha sido más comprensiva entre sí" bajó ocho puntos.

Por otro lado, los resultados del estudio arrojan que los comportamientos negativos en línea sufrieron un incremento con respecto al año pasado. Por ejemplo, la categoría "la gente está sacando sus frustraciones en línea" subió un 7% y "la gente es menos tolerante" se incrementó en un 5%.

Las buenas noticias llegaron de la mano de la categoría "fraudes digitales". La propagación de información falsa y engañosa disminuyó un 7% con respecto al año pasado.

 Consejos y buenas prácticas

Para mejorar la convivencia digital, Microsoft propuso cuatro principios básicos que pueden parecer incluso obvios en algunos casos, pero si se cumplieran contribuirían a aumentar la empatía en el mundo online. 

  • Compasión y amabilidad: en cada interacción y tratar a todos con dignidad y respeto.
  •  Respetar las diferencias: apreciar las diferencias culturales y honrar diversas perspectivas, evitando insultos y ataques personales.
  • Detenerse a pensar antes de responder a una publicación con la que no se está de acuerdo. 
  • Defenderse a sí mismo y a los demás: es importante que los usuarios puedan expresarse con otras personas cuando se sienten inseguros en la red y ofrezcan apoyo a aquellos que son blanco de abuso o crueldad digital. También es importante reportar actividad que amenaza la seguridad de cualquier persona.