Elon Musk, ya en sus funciones como dueño de Twitter, realizó un anunció importante. Promediando las cinco de la tarde, el multimillonario afirmó en su cuenta oficial de la plataforma que "la caída de los masones fue regalar sus servicios de corte de piedra por nada". Con un mensaje enigmático, horas más tarde ratificó sus dichos. Algunos usuarios de la aplicación tendrán que pagar por su uso.

Más allá que en las últimas semanas bromeó sobre compras de distintas empresas, el CEO de Tesla dejó su lado disruptivo, se puso manos a la obra y confirmó un hecho que los fieles seguidores de la red social del pajarito no esperaban.

Aunque parezca abrumador, esta cuestión no regirá en todos los casos. Musk explicó que " Twitter siempre será gratuito para los usuarios ocasionales", pero será distinto para aquellos con fines comerciales o gubernamentales.

Pasados los primeros 9 días a cargo de Twitter, Musk ya comenzó a delinear cuáles serán los próximos cambios que sufrirá la app. Además, se trataría de la primera gran diferencia en relación con Instagram, Facebook y Tik Tok, competidores que no le cobran a ninguno de sus usuarios por utilizar su servicio.

Qué opinan los especialistas

¿Es arriesgado el cambio que planea Elon Musk con Twitter? Fernando Checa, profesor de Comunicación de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), detalló en diálogo con ABC que la app "lleva años en declive".

Sin embargo, uno de los posibles cambios sería "aumentar el número de caracteres que el internauta puede utilizar en un tuit". De todas formas, aseguró que no quiere apresurarse a vaticinar si las transformaciones serán o no positivas.

Actualmente, Twitter permite un máximo de 280 caracteres por tweet

En paralelo, Ferran Lalueza,  profesor de Comunicación de la Universidad Oberta de Cataluña, afirmó que espera grandes cambios por parte de Musk, quien no adquirió Twitter solo para rivalizar contra otras compañías. "Espero una plataforma más atrevida después de muchos años evolucionando de forma timorata", remarcó.

Si bien muchos se preguntan cómo hará Musk para ganar territorio en el mundo de las redes sociales, sus brillantes ideas del pasado lo trajeron hasta aquí. Además, tal como indicó su madre, Elon ya daba consejos de inversión a los 14 años.

Más allá que Jeff Bezos, CEO de Amazon, planteó ciertos problemas ante la compra de Twitter, ni siquiera los más de 120 mil millones de dólares de pérdida que registró la aplicación frenarán los planes del nacido en Sudáfrica. Por lo pronto, se viene el primer gran cambio: habrá que pagar por el servicio.