Rachel, Chandler, Ross, Monica, Phoebe y Joey, todos saben quiénes son. Millones de fans en todo el mundo siguieron en los 90 la historia de estos amigos y otros tanto tuvieron oportunidad ahora de darle play una y otra vez a las temporadas en las plataformas de streaming. Hace algunos días se anunció que la popular serie volverá a la pantalla con un especial. En coincidencia con esa noticia tan esperada, repasamos cinco lecciones para emprendedores que se pueden extrapolar de la tira, según un análisis publicado por el sitio Entrepreneur.

Soñar en grande. Los seis amigos tenían metas personales. Joey deseaba ser un gran actor y Mónica quería tener su propio restaurante y ser la mejor chef. Pasó cierto tiempo antes de que estas metas se volvieran realidad, pero lo importante es que no se rindieron.

Habrá contratiempos, no te rindas. A Rachel le encantaba el mundo de la moda, pero tuvo que fracasar en algunas entrevistas y ser mesera antes de conseguir su trabajo soñado en Ralph Lauren. Ross se tomó un año sabático de NYU después de que explotó por un problema con un sándwich.

Ser uno mismo. En un episodio Ross estaba tan nervioso antes de dar su primera clase que accidentalmente habló con un acento británico y cuando reveló que el acento no era real, estuvo en una situación incómoda. Sé auténtico, los clientes lo apreciarán.

Nunca es demasiado tarde para un nuevo comienzo. Cuando Chandler decidió cambiar de trabajo y enfrentarse a sus miedos, era el hombre más grande de un grupo de pasantes para una agencia de publicidad. Estaba comenzado de nuevo cuando la mayoría de su competencia estaba apenas iniciando, pero al final consiguió el puesto. Toma mucho valor hacer lo que de verdad querés. Si la idea que tuviste para tu negocio no funcionó, cambiá de dirección.

Retos financieros y laborales de los personajes de Friends

El café también ayuda. Se puede decir que el grupo pasaba mucho tiempo en ese sillón de la cafetería, pero también hay que tomar en cuenta que sabían cómo funcionaban las cosas. Muchos eventos de networking se hacen con una taza de café y así es como se logran tratos de negocios.