Los investigadores predicen que la IA tendrá aplicaciones en casi todos los sectores, desde la construcción hasta los servicios financieros y muchos más. Esa inserción ya está impactando en la búsqueda de colaboradores para las empresas. Son habilidades que todos quieren mostrar en su CV. Las industrias que reúnen más conocimiento del tema son también las más dinámicas, las que cambian más rápido por la innovación. 

Si bien la industria del software continúa destacándose como el principal campo para profesionales con habilidades de inteligencia artificial, el crecimiento también es fuerte en sectores como educación y academia, hardware y redes, finanzas y manufactura. Educación es el sector que se destaca por ser donde los miembros sumaron el segundo número más alto de habilidades básicas de inteligencia artificial en 2019.

"El impacto de la inteligencia artificial ya no es algo teórico, forma parte del presente de diversas industrias y cada vez irá abarcando más y más. Si bien los hallazgos sugieren que los cambios impulsados por las tecnologías de inteligencia artificial aún pueden estar en desarrollo, ya estamos viendo su impacto en el mercado laboral global", expresó Carla Cantisani, Directora de Servicios de Adecco Argentina.

Las habilidades de inteligencia artificial se encuentran entre las de más rápido crecimiento. En el 2019, la cantidad de miembros de LinkedIn que las añadió a sus perfiles aumentó un 190% desde 2015 en todo el mundo.

Los países con la mayor penetración de habilidades de inteligencia artificial son Estados Unidos, China, India, Israel y Alemania.

Una serie de trabajos altamente automatizables se encuentran entre las diez ocupaciones con mayor declive. Es decir, las ocupaciones que han experimentado las mayores disminuciones en la contratación en los últimos 5 años fueron asistentes administrativos, representantes de servicio al cliente, contables y técnicos eléctricos / mecánicos.

"En cuanto al mercado laboral, estas herramientas implicarán cambios y evolución de roles, como así también nuevos puestos y diversos sectores laborales y la oportunidad de nuevas profesiones y actividades laborales que aún no conocemos. La educación será clave ya que personas e instituciones deberán estar al tanto de estas tecnologías y, por otro lado, va a ser necesario la adaptación y la redefinición de puestos de trabajo. Será esencial que los equipos de Recursos Humanos ayuden a evolucionar en este cambio tecnológico", agregó Cantisani.

Herramienta inesperada de inclusión

El 78% de empresas a nivel mundial ve la inteligencia artificial como una herramienta para incluir a personas con discapacidad. Así lo determina un nuevo estudio de Accenture.

Según el informe aún persiste una percepción errónea por parte de muchas compañías de que encontrar, contratar personas con discapacidad es demasiado difícil. La IA ayuda a las organizaciones a identificar candidatos, impulsa el compromiso con el trabajo y puede reforzar una cultura de confianza en este segmento subcontratado de la fuerza laboral al tiempo que apoya su avance dentro de las organizaciones.

Mientras que 84% de los ejecutivos cree que debe aprovechar la IA para lograr sus objetivos de crecimiento, la mayoría no ha puesto la inteligencia artificial a trabajar para avanzar en el crecimiento a través de la inclusión.