“Cuando me preguntan quién, a día de hoy, está a la altura de genios innovadores como Leonardo da Vinci, Albert Einstein o Steve Jobs, no tengo ninguna duda: Jeff Bezos”, escribe el periodista y biógrafo Walter Isaacson en el prólogo de “Crea & Divaga”, el recientemente publicado libro del CEO de Amazon, una colección de  reflexiones sobre innovación, negocios y política que permite conocer mejor al hombre más rico del mundo.

El libro del magnate –quien revolucionó el mundo del e-commerce para luego conquistar el streaming, la edición de diarios y la industria aeroespacial– puede funcionar como guía para otros emprendedores de la misma manera en que un par de publicaciones iluminaron el camino de Bezos hacia el éxito.

 

Consejos empresariales de Jim Collins

            En el año 2001, Amazon llevaba cuatro años de existencia pero aún no reportaba beneficios. Bezos buscó ayuda. Telefoneó a Jim Collins, quien acababa de publicar su libro “Empresas que sobresalen: por qué algunas sí pueden mejorar la rentabilidad y otras no”. El consultor de negocios visitó las oficinas de Amazon y, entre otros consejos, sugirió que la clave para salir del estancamiento era dejar de pensar en las ganancias a corto plazo para centrarse en planes pensados a largo plazo.

            El libro y los consejos de Collins sacaron a Amazon de la crisis para situarla entre las empresas más grandes del mundo. La admiración de Bezos por Collins se intensificó aún más cuando el último publicó “Built to Last” (2004), una reflexión sobre empresas visionarias. El CEO de Amazon suele decir que se trata de su libro favorito de negocios.

            Más tarde, en el contexto del diseño de Amazon Web Service (servicios alojados en la nube pública), Bezos encontró inspiración en “Creation”, libro escrito por el inglés Steve Grand, quien narra cómo creó el revolucionario videojuego “Creatures”, basado en la construcción de seres que habitan el universo virtual de acuerdo a sistemas de inteligencia artificial.

            El CEO de Amazon también ha revelado, en entrevistas a lo largo de los años, otras lecturas fundamentales para su desarrollo como emprendedor: “Rework”, de Jason Fried y David Heinemeier Hansson (“los autores reescriben las reglas del negocio. Su enfoque resulta tan exitoso como contrario a la intuición”); “El cisne negro: el impacto de lo altamente improbable”, de Nassim Taleb (“sostiene que las personas están programadas para ver patrones en el caos mientras permanecen ciegas a eventos impredecibles”); “El dilema de los innovadores: cuando las nuevas tecnologías pueden hacer fracasar a las grandes empresas”, de Clayton M. Christensen (“un libro muy influyente que facilitó la creación del Kindle”); “Made in America”, de Sam Walton (“expone los principios de la venta al por menor con descuento y analiza sus valores fundamentales de frugalidad”); “La meta”, de Eliyahu M. Goldratt (“anima a las empresas a identificar las mayores limitaciones en sus operaciones”) y “Lean Thinking”, de James P. Womack (“llama a enfocarse en aquellas actividades que crean valor para el cliente y la erradicación sistemática de todo lo demás”).

            Bezos también incluye una novela en sus recomendaciones de libros formadores: “Lo que queda del día”, la aclamada obra del escritor británico de origen japonés Kazuo Ishiguro, llevada al cine en el año 1993. “Es mi novela favorita”, ha dicho el magnate. “Enseña tan bien el dolor del arrepentimiento que pensarás que lo has vivido”.