Si bien en los últimos años las empresas avanzaron hacia una mayor conciencia de la necesidad de trabajar en contra de la discriminación y a favor de la diversidad laboral, los desafíos persisten. 

Pocas políticas de inclusión, algunos hechos de violencia verbal o acoso son algunas de las situaciones relevadas en un trabajo recientemente realizado por Adecco Argentina. Más de la mitad de las personas LGBTTIQ+ creen que fueron rechazadas alguna vez en una entrevista laboral por pertenecer a este colectivo, según el sondeo. Pero no todo es negativo, las personas que cuentan con empleo sostienen que trabajan con comodidad y esperan más capacitaciones y políticas de diversidad e inclusión en las compañías.

El estudio fue realizado a nivel local durante el mes de octubre. De las personas entrevistadas, un 52% se encuentra con empleo mientras que el 32% no trabaja. El 59% se desempeña en el ámbito privado, el 28% lo hace en el sector público y un 14% desarrolla actividades para ambos sectores. Con porcentajes menores aparecen quienes son cuentapropistas o trabajan de manera informal.

Puntualmente, los datos señalan que casi la mitad (46%) de las personas que pertenecen al colectivo LGBTTIQ+ fueron rechazadas alguna vez en una entrevista laboral, y el 54% de ellas lo vivió entre 2 y 4 veces. El 17% entre 5 y 10 veces, otro 17% una sola vez pasó por esta situación, el 10% más de 10 veces y el 2% dice siempre atravesar esos momentos en una entrevista de trabajo. Además, el 51% cree que recibió el rechazo por ser parte del colectivo. Sin embargo, a la mayoría (85%) jamás le informaron el motivo del mismo.

Un espacio para todos

Mientras el 72% dice sentirse con comodidad en su ámbito laboral, un 36% aseguró que sufre o sufrió algún tipo de situación anómala en su entorno laboral actual o anterior a causa de ser parte del colectivo LGBTTIQ+. Al consultarles qué tipo de situación atraviesan o atravesaron, respondieron: trato desigual en su mayoría, violencia verbal y una minoría respondió acoso sexual. El 45% señaló que fue víctima de esa situación durante el último año, el 35% entre 2 y 5 años atrás, y el 20% hace más de 5 años atrás.

Seis de cada diez dicen que en su profesión, ocupación y/o espacio laboral, no existen políticas explícitas, disposiciones, prácticas y/o iniciativas en pos de la inclusión laboral de personas del colectivo LGBTTIQ+.

 Al 31% que respondió de forma afirmativa, se les consultó cuáles eran esas medidas: muchas empresas tienen políticas contra la discriminación, otros tienen equipos o "comités LGBTTIQ+", otras empresas brindan actividades y charlas sobre diversidad y campañas de concientización, y otras tienen cupo laboral específico.

"Es importante que las empresas tengan en cuenta que todo equipo de trabajo integrado por personas de distintos colectivos genera entre sus integrantes miradas mucho más amplias y diversas a la hora de buscar soluciones a los problemas que se presentan en un entorno de trabajo", destacó Pablo Liotti, Gerente de Marketing, Comunicación y Sustentabilidad del Grupo Adecco Argentina & Uruguay. "Sin dudas, la inclusión y la diversidad en las empresas es un tema que viene ganando terreno, pero todavía falta mucho camino por recorrer", agregó.