Nadie nos preparó para esto. Este tiempo fuera de lo común agita nuestras sensaciones como si estuviéramos en una coctelera. Los líderes no son ajenos a la intensidad de la experiencia que nos atraviesa. Con la misión de marcar el rumbo, deben lidiar con la montaña rusa emocional a la que subimos con la pandemia.

Las emociones forman parte ineludible de la toma de decisiones. “Los descubrimientos hechos desde las neurociencias dan cuenta que las decisiones en primer lugar son emocionales y luego racionales, es decir que la emoción cumple un papel crucial en la toma de decisiones. Esto es claro de ver cuando nuestro comportamiento no esta alineado con nuestro pensamiento”,  explica María Laura Genoni, PhD. en Neurociencias Aplicadas Cognitivas, experta en neuromanagement y docente en varias de las principales universidades del país. Y ejemplifica: “creemos que discutir con un cliente no nos va a ayudar en nuestro rol de ventas, pero llegado el caso, no podemos evitarlo y nuestro comportamiento a pesar de haberlo razonado previamente no responde a esto sino a lo contrario finalmente”.

La emergencia sanitaria que continúa con la segunda ola de contagios y el escenario permanece cambiante, inestable. ¿Cuáles son las emociones habituales y cómo afectan a los gerentes y jefes? “En este contexto de pandemia, donde por momentos abundan la incertidumbre y los problemas colaterales que trae la situación de COVID, los líderes de empresas, como cualquier otra persona, no están exentos a estar expuestos a sentimientos como la frustración y la ansiedad, lo que se refleja en una gestión ineficiente provocada por alteraciones en las capacidades a la hora de tomar decisiones”, detalla la especialista,  que es pionera en investigaciones de neuroliderazgo. Comenta que hoy en día, hay cada vez más estudios relacionados a neurociencias afectivas intentando dar explicación al rol importante que tienen las emociones sobre los comportamientos.

A pesar de la complejidad del panorama, existen recursos de los cuales aferrarse para mantener la mente clara. “La gestión de las emociones requiere de hábitos saludables y de entrenamiento en habilidades blandas para poder sortear las problemáticas que rodean este tipo de circunstancias. Herramientas como el mindfulness, la respiración consciente, el balance adecuado entre vida personal y profesional y el autoconocimiento pueden llegar a ser recursos importantes para sostener con altura situaciones de crisis. En este sentido, es importante decir, que aplicar estos recursos no lleva tanto tiempo, como a veces se imagina, y es una práctica cada vez más utilizada”, puntualiza Genoni.

Nueva forma de conducir

La empatía y la inteligencia emocional son conceptos que, aunque no son nuevos, se escuchan con más fuerza en estos tiempos como ingredientes indispensables en los líderes de la nueva ola. Son requisitos no sólo para entender el negocio sino para lograr el bienestar de los empleados. La empatía será una de las claves para mantener la conexión humana de los equipos. La productividad conseguida puede ser solo un objetivo si no se presta atención a otros ámbitos”, indica el informe Tendencias de Talento de LLYC.

El hecho de que un líder sea permeable a las emociones no es negativo, todo lo contrario, aclara Gennoni.  “Poder ser permeable a las emociones es importante para conectar con el equipo de trabajo y entender las prioridades que están sobre la mesa a la hora de tomar decisiones. Tener una conversación a tiempo sobre cómo se está sintiendo el equipo de trabajo en un momento clave, puede hacer la diferencia en términos de potenciar resultados desde el liderazgo”, dice.

Comparte algunos consejos: Es clave invertir en procesos de desarrollo de competencias blandas que permitan lograr mejorar las capacidades de toma de decisiones, planificación estratégica y manejo de crisis. “Otro punto importante es que no gane lo urgente sobre lo importante, como dice el autor Stephen Covey, sino que podamos priorizar de manera eficiente y entrenarnos en hábitos que nos permitan sortear los desafíos que los puestos de liderazgo requieren. Se entiende que lo cotidiano muchas veces absorbe por completo el tiempo disponible, pero es sumamente importante reservar al menos un tiempo mínimo al día para invertir en reflexionar y planificar”, resalta.

 

Más notas de

Paula Boente

El inocente: la serie española que es el nuevo y adictivo fenómeno de Netflix

El inocente: la serie española que es el nuevo y adictivo fenómeno

The Handmaid's Tale: violencia sin fin y una rebelión que alza la cabeza

The Handmaid

Día del animal: compañeros fieles en pandemia

Día del animal: compañeros fieles en pandemia

Bicimanía: salidas para conquistar la ciudad sobre dos ruedas

Bicimanía: salidas para conquistar la ciudad sobre dos ruedas

Sombra y hueso: la puja entre la luz y la oscuridad en una fantasía épica de Netflix

Sombra y hueso: la puja entre la luz y la oscuridad en una fantasía épica de Netflix

Mare of Easttown: Kate Winslet deslumbra como detective de pueblo

Mare of Easttown: Kate Winslet deslumbra como detective de pueblo

Día del Malbec: celebrar la cepa que es emblema nacional

Día del Malbec: celebrar la cepa que es emblema nacional

Liderazgo en la segunda ola: cómo influyen las emociones en la toma de decisiones

Liderazgo en la segunda ola: cómo influyen las emociones en la toma de decisiones

Early dinner: restaurantes alientan la costumbre de cenar temprano

Early dinner: restaurantes alientan la costumbre de cenar temprano

Con el kimchi como protagonista, llega el Festival de gastronomía coreana

Con el kimchi como protagonista, llega el Festival de gastronomía coreana