La pandemia arrojó, de un día para el otro, a buena parte de los empleados a las solitarias aguas del home office. Quienes dirigen estos equipos de teletrabajadores se enfrentan con el desafío de guiar en medio de la tormenta y mantener el espíritu laboral en alto.

Entre los consejos más mencionados por los especialistas están, por supuesto, aceitar la comunicación cotidiana. "Más allá de la comunicación diaria que se requiere para que el trabajo salga adelante correctamente, en estos momentos es importante sentir el apoyo y el respaldo de la empresa, por lo que sugerimos establecer un canal de comunicación fluido a fin de que los empleados se sientan escuchados", señala un informe de Euroforum. Otros aspectos importantes que destacan son mostrar preocupación y empatía (recordando que para muchos el teletrabajo es nuevo), fijar metas y objetivos diarios, premiar a los empleados y reconocer el esfuerzo, ya que muchos pueden creer que, por hacerlo desde su casa, su trabajo no se ve. Además, transmitir confianza y proveer formación.

Sebastián Sosa, CEO de RE/MAX Argentina y Uruguay, opina que más allá del seguimiento de las tareas de cada uno, se debe mostrar cercanía con el equipo, enviándoles tips útiles, como rutinas de trabajo para que puedan mantenerse productivos durante el aislamiento. Desde RE/MAX, por ejemplo, se realizan llamadas diarias de acompañamiento de 15 minutos con todos los brokers. Además, aconsejan aprovechar el momento actual para realizar algunas charlas de capacitación vía streaming.

"Recientemente se pospuso la convención anual de la red RE/MAX, sin embargo, decidimos llevar a cabo una preconvención online. Lo importante para nosotros es mantenernos cerca de los equipos y de la gente con los medios que tengamos en estos tiempos tan complicados", afirmó Dotti Peñate, directora de Operaciones de RE/MAX Argentina y Uruguay. En la preconvención se conectaron unas 1.400 personas y se contó con la participación especial de speakers internacionales que brindaron parte del material que se iba a desarrollar en el evento.

Durante las reuniones del día, los miembros de RE/MAX pudieron sentirse más cerca, participar, aprender y preguntar sobre temas valiosos como las herramientas para sobrellevar esta situación en el aspecto personal y profesional, cómo mantenerse cerca de la comunidad, construir un negocio virtual, creatividad, mindfulness, etcétera.

Por su parte, la consultora The Business Backer comparte varias fórmulas. Una de ellas es generar un espacio social para los equipos. Puede ser una plataforma para compartir noticias personales o iniciativas, como impulsar charlas de 5 o 10 minutos al comienzo de una reunión remota. Apunta que también es fundamental hacer un seguimiento de la productividad en lugar de ser estricto con el tiempo: las estadísticas nos dicen que dar a los trabajadores flexibilidad y libertad para completar tareas cuando lo deseen puede lograr que resulte hasta un 35% más productivo.

De la dinámica de integración al juego online

Lejos quedan las jornadas de integración organizadas por Recursos Humanos. En cambio, la tecnológica Trello propone algunos ejercicios divertidos de team building para hacer de forma remota. Uno de ellos es apuntar la cámara a la ventana para que cada integrante del grupo muestre un poco de su ciudad o su barrio. Otro, puede ser hacer un juego con los elementos que tiene cada uno en el escritorio: ¿cuál de ellos te llevarías si estuvieras varado en una isla tropical?