La habilidad de convertir los "likes" y corazoncitos en cash. Los influercers ya no son una especie rara en el marketing de las empresas, si bien su participación en la difusión de las marcas todavía es un terreno moldeable. El próximo año traerá tendencias y nuevas prácticas en el rubro.

Si vemos las estadísticas de 2021, se puede esperar que el 2022 la industria adquiera un valor de 15 mil millones de dólares. Así lo señala un informe elaborado por la agencia especializada Another, que traza un panorama del sector y elabora pronósticos. 

Los expertos de la consultora, que tiene el equipo más grande de influencer marketing de América Latina, comparten predicciones:

1. El performance se va a mirar con lupa: En 2022 podemos esperar una mayor exigencia hacia los resultados unitarios, sea cual sea el objetivo. Los clientes son cada vez son más críticos con los parámetros y resultados entregados, por lo que se espera que métricas como el potencial reach se vuelvan obsoletas y la mirada se fije en engagement o true reach.

2. Nano y microinfluencers ganarán mayor relevancia:  Los perfiles de nicho, como los microinfluencers, comienzan a ser más atractivos para las marcas gracias a las comunidades en las que son influyentes, la creatividad de su contenido y los bajos costos de activación.  Además los nanoinfluencers (perfiles con 1k y hasta 10k de seguidores), llaman la atención por su contenido que refleja experiencias auténticas y reales.

3. Reglas claras para todos. Una de las predicciones más importantes para 2022 es la profesionalización de la industria. Ya están los casos de la Federal Trade Commission (FTC) en Estados Unidos, la Advertising Standards Authority (ASA) en Reino Unido y la Ley General de la Publicidad en España, pero Latinoamérica aún tiene mucho que  regular.  Los influencers serán mucho más transparentes y conducirán a consumidores informados muy posiblemente acompañados de políticas o leyes oficiales.

4. Lives everywhere y social commerce. Los eventos en directo entran en la rutina de las redes sociales. Hay una creciente demanda en esta tendencia, que vendrá con mucho más fuerza y acompañada de funciones de social commerce para asegurar la venta de productos.   El live streaming eCommerce es una función ya incorporada en muchas redes sociales, como TikTok o Instagram, que permite a las marcas agregar enlaces de compra en videos en vivo para que los espectadores puedan realizar compras sin tener que salir de la aplicación. Aunque esta tendencia, que se considera la evolución de los infomerciales, está en una etapa inicial en Latinoamérica, sin duda se potenciará en 2022. 

5. NFTs, metaverso e influencers digitales:  Habrá una gran cantidad de campañas en este mundo virtual y una mayor exigencia e innovación entre creadores, ya que ahora no solo existe una competencia entre ellos, sino que también se tendrá que competir con influencers virtuales dominarán el futuro del metaverso. De igual manera, los influencers comenzarán a experimentar con NFTs, liberando coleccionables, vendiendo su contenido más viral, o desbloqueando experiencias exclusivas. "Las empresas comenzarán a colaborar con influencers para producir colecciones de NFT", declara Mayra Alcántara.

6. Boom de influenciadores deportistas: El 2022 es año mundialista, por lo que podremos ver futbolistas acaparando las redes sociales camino a Qatar. "Aquí el reto será seleccionar de manera inteligente al perfil que haga match con la marca y co-crear para que el contenido sea genuino y logre los objetivos deseados", indica Miguel Bojorges, manager de IM en another.