"Ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón" dice un dicho popular que las redes sociales aplican cada vez más a menudo. Esta vez el caso tiene como protagonista a las " TikTok Stories", las historias de 24 horas que implementará la aplicación de videos y que son muy similares —por no decir iguales— a las "Stories" de Instagram. Pero, justo es recordarlo, Instagram robó el concepto de las historias de Snapchat, y además tomó el concepto de los tiktoks para hacer "Reels", su propia plataforma de videos cortos. Quizás es por eso que las historias, un común en casi todas las redes sociales, fueran tomadas tan impunemente por TikTok.

La función de historias de TikTok parece ser muy similar a las de Instagram o Snapchat: se encuentran en una barra deslizable, duran 24 horas y pueden ser reaccionadas o comentadas por los usuarios que las vean. También al igual que otras redes, se puede tocar en la foto de perfil de quien subió la historia para cargar la historia. Así, los usuarios podrán tocar el botón "crear" para filmar un video y luego agregarle subtítulos, música o texto

Fotos en TikTok

Hay una pequeña gran diferencia con la "esencia" de la aplicación que nació exclusivamente para hacer videos: también se podrán cargar imágenes fijas, algo que antes no pasaba. Así, muchos usuarios tendrán más facilidad para compartir contenido por primera vez, ya que es mucho más fácil sacar una foto que armar un video. 

Otra parte donde se diferencia la versión de Stories de TikTok es que permite a los usuarios comentar públicamente sobre el contenido del creador. Estos comentarios son públicos, ya que los amigos mutuos pueden ver los comentarios de los demás. También hay otra pestaña donde se puede ver cuántas personas vieron una historia determinada y si se está siguiendo o no a esos usuarios. 

Más tiempo, más dinero

"Siempre estamos pensando en nuevas formas de aportar valor a nuestra comunidad y enriquecer la experiencia de TikTok", escribió un portavoz de TikTok en un comunicado a The Verge. "Actualmente, estamos experimentando formas de darles a los creadores formatos adicionales para dar vida a sus ideas creativas para la comunidad de TikTok", agregó.

Las " TikTok Stories" no aparecen para todos los usuarios, sino para algunos, que ya aprovecharon para publicar en sus otras redes que eran parte del grupo selecto. En este sentido, la compañía no especificó cuánto durará la prueba piloto ni cuándo (o incluso si) verá un lanzamiento más amplio.

Las historias duran 24 horas

Eso sí: la compañía no dudó en remarcar que la nueva función será otra opción, además de sus herramientas de narración existentes como videos, duetos, Stitch y LIVE. Es decir, las historias no están destinadas a reemplazar los formatos que tanto éxito le dieron al gigante chino ByteDance, dueño de TikTok.

Así, las historias le dan a los creadores de contenido una oportunidad mucho más grande para interactuar con usuarios y ampliar su oferta de videos. Pero también le da a TikTok una superficie mucho más grande donde eventualmente podría publicar anuncios, asumiendo que primero puede moderar adecuadamente los inevitables intentos de eludir las pautas de la comunidad que resultan del lanzamiento de una función "efímera".

Las historias, un formato repetido

La adopción de las historias por parte de TikTok era cuestión de tiempo. Si se analiza a todas las redes sociales, eventualmente en algún momento las implementaron. El primero fue Snapchat en 2017, que vio cómo Facebook aplicaba ese mismo formato en Instagram, apenas meses después de que la aplicación del fantasmita rechazara ser comprada por la multinacional de Mark Zuckerberg. 

Después del éxito de Instagram, las historias fueron aplicadas en Facebook. A eso le siguió Whatsapp y sus "Estados" y YouTube con sus propias historias. Desde ahí, el concepto viajó a casi todas las plataformas: la aplicaron LinkedIn, Pinterest, la consola Xbox y hasta Netflix, entre otras.

Las TikTok Stories permiten nuevas formas de interacción entre creadores de contenido y usuarios

Las historias fueron buenas. En casi todos los casos. Es que, cuando funcionan, las historias son una excelente manera de atraer usuarios para interactuar entre sí en una aplicación, ofrecer un nuevo lugar para los anuncios y, en general, mantener en movimiento el ciclo de retroalimentación de una aplicación de redes sociales.

Sin embargo, la oveja negra del formato fue Twitter, que anunció orgullosamente sus "Fleets", que duraban 24 horas. Pero los "Fleets" duraron casi tan poco como cualquier historia, ya que a los pocos meses Twitter decidió eliminarlos por un rechazo generalizado hacia el concepto. 

TikTok busca seguir ampliándose

Y aunque las "TikTok Stories" podría considerarse un formato ya viejo y podrían criticarse por ser una copia de una copia, la realidad es que TikTok tiene mucho por ganar. La aplicación ya vio cómo sus videos cortos se volvían moneda corriente con los Instagram Reels, los YouTube Shorts o los "Spotlight" de Snapchat. "A ellos les funcionó lo nuestro, vamos a ganar con lo que hicieron ellos", pensaron los ejecutivos de TikTok. 

El mes pasado, TikTok dijo que triplicaba la duración de los videos que pueden compartir en una sola publicación, de 60 segundos a tres minutos, algo que hizo que Instagram extendiera sus Reels de 15 segundos a 30 y después a 60. YouTube, para no quedarse atrás, anunció un programa de monetización para Shorts, según el cual pagará a creadores hasta 10.000 dólares por mes de un fondo de creadores de USD 100 millones.

Los Reels de Instagram y los Shorts de YouTube le siguieron al éxito de los tiktoks

¿Por qué hacer más largos los videos? La idea es brindarles a los creadores de contenido otra herramienta para sus videos, algo que también está impulsando a los usuarios a pasar más tiempo en la aplicación. De ahí probablemente surgió la idea de las historias.

Mientras tanto, en junio, la administración Biden revocó oficialmente las órdenes ejecutivas de Donald Trump que buscaban prohibir TikTok por supuestas preocupaciones de seguridad nacional. El presidente Joe Biden también ordenó al Departamento de Comercio que investigue las aplicaciones con vínculos con adversarios extranjeros que puedan representar un riesgo para la privacidad de los datos de Estados Unidos o la seguridad nacional.