Las redes son un espacio clave de socialización, especialmente en pandemia. Aunque es un terreno en el que se pueden mezclar los límites entre la vida privada y la vida laboral, muchos prefieren marcar ciertas distancias entre las dos esferas, especialmente en la relación con sus superiores. 

Randstad, empresa de servicios de Recursos Humanos, presentó los resultados de su última encuesta online realizada en el mes de octubre a más de 8.000 personas, de la que surge que el 76% de los trabajadores argentinos está conectado con sus compañeros de trabajo a través de redes sociales de uso personal como Instagram o Facebook, mientras que solo el 29% comparte sus redes sociales con su jefe.

El informe señala que el ingreso de los millennials y centennials al mundo del trabajo desdibujó en gran medida la separación convencional entre el trabajo y el ámbito personal que construyeron las generaciones precedentes, más reacias a estrechar abiertamente vínculos de amistad en la oficina.

En relación a estos resultados, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, sostuvo: "Hoy el ámbito laboral es también un espacio donde se generan vínculos sociales que, de acuerdo con los tiempos que corren y al estilo de comunicación digital que impera en nuestra sociedad, traspasan el mundo real y se instalan con naturalidad en el universo de las redes sociales. Así, mientras casi 8 de cada 10 acepta a sus colegas en sus redes, con los jefes se elige mantener una mayor distancia".

La marca de los jefes 

La encuesta de Randstad también indaga sobre el impacto que han dejado nuestros superiores a lo largo de la vida, ya que toparnos con un buen o mal jefe deja una marca indeleble. En este sentido, al consultar a los participantes del estudio sobre la impresión que dejó el jefe que más impactó en su vida laboral, el 75% de los argentinos asegura haber tenido un jefe que lo impactó positivamente, mientras que solo un 5% sostuvo que el superior que más lo impactó dejó una impresión negativa en su vida profesional. El restante 20% refirió no haber tenido un jefe que lo impactara particularmente.

Asimismo, al consultar a los participantes si alguna vez tuvieron que dejar un trabajo por una mala relación con su jefe directo, el 24% señaló que esto le sucedió en una oportunidad y el 3% más de una vez. Un mayoritario 73% indicó no haber sufrido nunca una situación de esas características.

"Quienes tienen responsabilidades de gestión de equipos en las organizaciones tienen que trabajar en el desarrollo de sus habilidades blandas, tomando en cuenta la ascendencia que su rol tiene en sus dependientes y la creciente necesidad y expectativa de un liderazgo más empático y humano que tienen en general las personas", agregó Andrea Ávila.

De todas formas, en tiempos de tanta virtualidad, la búsqueda de conexiones reales también es importante. En otro informe reciente, la consultora brindaba consejos para un teletrabajo saludable y proponía la socialización y el contacto con colegas por fuera de las interacciones puramente laborales. "Tus horarios de descanso y las pausas son excelentes momentos para una caminata con un amigo con el adecuado distanciamiento, un almuerzo virtual con algún colega o una simple charla telefónica con un familiar. Hacé que los medios tecnológicos jueguen a tu favor para estar cerca de tus afectos", destacan los especialistas.