Hace más de diez años que Facebook y Twitter están bloqueados. En 2010 Google decidió irse, y a la decisión le siguieron YouTube e Instagram. LinkedIn había mantenido sus bastiones hasta hace unos meses, pero también se fue. Y ahora Yahoo, uno de los motores de búsqueda más famosos y utilizados, es la tecnológica que se irá de China, en el medio de un "entorno empresarial y legal cada vez más desafiante" que deja cada vez menos marcas occidentales en el territorio asiático. 

“Yahoo sigue comprometido con los derechos de nuestros usuarios y con una Internet libre y abierta. Agradecemos a nuestros usuarios por su apoyo”, anunció el vocero de la compañía, que explicó que ya desde el pasado 1 de noviembre los usuarios chinos no podrán acceder al contenido que proporciona la plataforma. 

La salida no fue sorpresiva, sino producto de un largo proceso iniciado en 2013, cuando Yahoo comenzó a retirar de China sus principales servicios, como el correo electrónico, las noticias y los servicios comunitarios. Dos años más tarde, en 2015, cerró un centro de investigación y desarrollo global que tenía en Beijing. Antes del lunes, todavía operaba una aplicación meteorológica y algunas páginas que mostraban artículos de noticias en idiomas extranjeros.

El motor de búsqueda había perdido terreno frente a Google y Baidu

Yahoo había entrado en China en 1998, mientras que en 2012 llegó a un acuerdo con Alibaba Group para vender su participación en el gigante del comercio electrónico. El acuerdo también le dio a Alibaba el derecho a operar Yahoo China bajo la marca Yahoo por hasta cuatro años.

En mayo pasado, Verizon Communications vendió Yahoo y sus otros negocios de medios a la firma de capital privado Apollo Global por 5.000 millones de dólares. El sitio web chino del blog de tecnología Engadget, que también se vendió en el acuerdo, tampoco estuvo disponible el martes y solo mostró el anuncio de Yahoo sobre que ya no proporciona contenido para los usuarios de China continental.

El medio chino South China Morning Post (SCMP), reseñó que Yahoo había perdido popularidad en manos de Google, que aumentó su cuota de mercado global, y Baidu, que se convirtió en el proveedor de motores de búsqueda dominante en China, a mediados de la década pasada.

La salida del buscador Yahoo no es casual

La retirada de Yahoo llega apenas semanas después de que China impusiera nuevas restricciones a sus empresas de Internet en áreas que van desde el contenido hasta la privacidad del cliente, así como nuevas leyes. El lunes entró en vigor su nueva ley de Protección de la Información Personal diseñada para proteger la privacidad de los datos de los usuarios en línea.

Según establecen algunas compañías, las inspecciones tienen como objetivo promover una campaña para imponer la ideología del Partido Comunista Chino con más fuerza en la economía y sociedad china.

De esta manera, Yahoo sigue los pasos de Microsoft, que el mes pasado retiró LinkedIn por las mismas razones que exigió el buscador: “un entorno operativo significativamente más desafiante y con mayores requisitos de cumplimiento”.

Yahoo avisó que ya no estará disponible (Fuente: Forbes)

Y con ellos también se irá Fortnite, el popular videojuego de Epic Games. El próximo 15 de noviembre, los servidores chinos cerrarán, y ya se detuvieron los registros de nuevos usuarios el pasado lunes. Esta decisión, además del contexto "desafiante", viene por las nuevas regulaciones chinas a los videojuegos.

"La prueba beta de Fortnite China llegó a su fin y los servidores serán cerrados", avisó la empresa en un comunicado. "El 15 de noviembre apagaremos los servidores del juego y los jugadores no podrán conectarse", agregó. 

El Gobierno de Xi Jinping limitó la cantidad de tiempo que los menores de 18 años pueden dedicar a los videojuegos a tres horas a la semana, una medida que dijo que era necesaria para combatir la adicción a los juegos.  Esto fue un duro golpe para una industria global del juego que atiende a millones de jugadores jóvenes en el mercado más lucrativo del mundo.