Especial desde Cannes

La sensación térmica, caminando la Croisette, el Palacio del Festival y sus cercanías, es que este año habría habido algo menos de movimiento. Sin embargo, Jerome Paillard, director ejecutivo del Mercado de Cannes, intenta desmentir esa impresión con datos: de acuerdo con los números preliminares, este año habría habido una asistencia ligeramente mayor que en 2018 (12.500 participantes registrados contra 12.411 del año pasado). Según declaraciones de Paillard a la revista especializada Screen "este aumento se ha debido principalmente a EE.UU., Francia, Argentina, España e Italia". En cuanto a las presentaciones realizadas, al martes pasado, según dicho director, se contabilizaban 2.780 películas (un tercio de ellas en estado aún de proyecto) comparados con las 3820 del total de 2018 (con lo que el número terminará siendo también ligeramente mayor).

La cantidad de proyecciones sí ha disminuido un poco y lo que se advierte es cierta expectativa y reserva ante un momento de transición. La presencia y potencia de China es algo que no se discute, no está en agenda, ya no ocupa las tapas de las revistas especializadas. Posiblemente eso tiene que ver con que ya es un dato incorporado al paisaje del presente del cine mundial, pero también al prudente temor que ha generado cierto recrudecimiento de la censura y una desaceleración del crecimiento de la economía del gigante asiático, que son seguidos con atención por la industria.

La presencia y potencia de China es un dato que ya no se discute en la industria del cine

Pero incluso en ese contexto las compras y ventas se siguen llevando a cabo, aunque los números extravagantes de otros tiempos no abundan. Entre las adquisiciones más importantes (por los millones en juego, no por el valor de las películas), cabe señalar que Fox Searchlight adquirió para varios territorios A hidden life, el insufrible sermón de 3 horas de Terrence Malick (El árbol de la vida) y Amazon hizo lo propio con la local Les misérables, de Ladj Ly (ya comentada en esta cobertura) que además fue vendida en toda Europa, China, Corea, Japón, Hong Kong, Australia Canadá y América Latina. Por su parte, El cuento de las comadrejas, de Juan José Campanella (actualmente en cartel en nuestro país) ya fue vendida por Latido films a Francia, Portugal, Italia, Grecia y Hong Kong.

El tema que recorrió Festival y Mercado es el de la igualdad de género y cómo su justo e imparable avance impactará en el negocio y en la industria. El impresionante evento que se generó con la presentación de documental argentino Que sea ley, de Juan Solanas, da buena cuenta de ello. Pero la lupa se posa incluso sobre el propio periodismo y la crítica, otro ámbito donde reina la desigualdad. Considerando las 3 revistas que cubren para todo el mundo el festival en inglés (Variety, Hollywood Reporter y Screen) sólo esta última cuenta con 50% de especialistas mujeres; el promedio de las tres es de sólo el 39 por ciento.