Maléfica fue una película que tenía virtudes. Aun con sus subrayados, y su cursi uso del color para pintar un mundo de hadas, tenía momentos de cine de calidad (los planos finales, por ejemplo, pero no solamente) y una tensión dramática que permitía disculpar el simbolismo ramplón, cortesía de la guionista Linda Woolverton. Esta secuela es mucho menos de lo mismo: más allá del duelo entre dos consuegras (Jolie y una perfecta Michelle Pfeiffer) es una reducción al gigantismo bobo que culmina con una batalla totalmente alejada de la ética y la estética del cuento de hadas, género noble si los hay. No importa si es "innecesaria" (¿qué obra de arte realmente es "necesaria"?), lo que importa es que es chapucera en su mezcla de espectáculo sin sentido y discursos varios de corrección política alluso nostro. Puede volver sin problemas a La Bella Durmiente, todavía magistral.

Título original: Maléfica, Mistress of Evil, EE.UU., 2019
Duración: 118’
Dirección: Joachim Ronning
Intérpretes: Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer, Elle Fanning, Chiwetel Ejiofor
Calificación: Apta para todo público

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos