Diez estrenos renovarán la cartelera cinematográfica nacional, la mitad argentinos. Los de mayor peso, de todos modos, son estadounidenses. Uno es la cuarta versión del clásico Nace una estrella, con dirección de Bradley Cooper, también protagonista junto a Lady Gaga, para muchos, uno de los "números puestos" para los próximos Oscar. Hay dos películas dirigidas al público familiar: Christopher Robin, revisión del cuento de Winnie Pooh protagonizada por Ewan McGregor; y la secuela Escalofríos 2, comedia con elementos de terror protagonizada por Jack Black. Y se agrega la comedia independiente Amor de Vinilo, también de origen estadounidense. En el rubro de arte y ensayo, aparece Dovlatov, de Aleksei German.

Las cinco novedades argentinas incluyen a la premiada Familia sumergida, ópera prima de María Alché; Hasta que me desates, de Tamae Garateguy; En peligro, de Matías Szulanski; Marilyn, de Martín Rodríguez Redondo-; y ¿Qué puede pasar?, de Andrés Tambornino y Alejandro Gruz.