Lo mejor que podemos decir de esta película dirigida por el ex doble de riesgo David Leitch (responsable de ese bello despropósito que es John Wick) es que es totalmente desaforada. Dos personajes de Rápido y Furioso, el forzudo Hobbs (Dwayne Johnson) y el hábil Shaw (Jason Statham) protagonizan una película de espionaje con elementos fantásticos y de ciencia ficción que se basa en dos premisas. Una, divertirse mucho y llenar todo de un humor noblemente infantil. La segunda, que todas las secuencias de acción se vean bien, estilizadas y con ese sabor de acrobacia hermosa que deberían tener en esta clase de filmes. Todo es desaforado al punto de convertirse en una parodia amable y querendona de los Rápidos y Furiosos “centrales”. Statham y Johnson están a la altura de una gran pareja cómica: si nos apuran, son los Martin y Lewis de la hiperacción contemporánea.

Título original: Fast & Furious: Hobss & Shaw, EE.UU., 2019
Duración: 114’
Dirección: David Leitch
Intérpretes: Dwayne Johnson, Jason Statham, Idris Elba, Helen Mirren
Calificación: Apta para mayores de 13 años