El negocio del presente, ante la enorme concentración que existe entre los medios que difunden contenidos, es el de crearlos. Una noticia importante sacudió el campo del audiovisual la semana pasada: la empresa española Mediapro, una de las más importantes en la producción de cine, series y diferentes formatos, se constituyó en estudio, The Mediapro Studio. Y anunció al mismo tiempo que desarrollará en 2019 34 series desde su cabecera en Barcelona, donde ya tiene diez oficinas creativas trabajando.

Mediapro es socia en una innumerable cantidad de producciones audiovisuales en todo formato e incluso ha logrado desarrollar franquicias exitosas (es una de las productoras de El joven Papa, la notable serie de Paolo Sorrentino con Jude Law), algo difícil fuera de los Estados Unidos. Convertirse en estudio implica ser un creador constante de contenidos para quienes tienen hoy los medios. El problema de la concentración -la compra de Fox por Disney es el ejemplo máximo pero no el único- consiste en que gran parte de la energía de los que antes fueron estudios se disipa en la construcción de redes, la distribución y la exhibición. Hace algunas semanas, Variety editorializaba al respecto y decía que el nuevo ecosistema permite el surgimiento de productores de contenidos. El lanzamiento de Mediapro está en consonancia con ese nuevo paisaje en el desarrollo de los medios.

En la actualidad los estudios Mediapro están colaborando en sus proyectos creadores de la talla de David Simon (creador de The Wire), Àlex y David Pastor, Javier Olivares, Ran Tellem, Daniel Burman, Diego San José, Fernando González Molina o Iván Escobar, entre otros. Este potencial la ubica dentro de lo más importante del negocio en habla hispana.

Más notas de

Leonardo Desposito

Un viaje virtual y artístico para recorrer la Ciudad Luz

La Torre Eiffel, el símbolo más reconocido de París

El humor negro y la amabilidad de Alexander Mackendrick

El humor negro y la amabilidad de Alexander Mackendrick

HBO retrasa estrenos de sus productos más fuertes debido a la pandemia del coronavirus

Mark Ruffallo (y Mark Ruffallo) en una escena de la postergada I Know This Much Is True

Descubriendo al Ed Wood del cine pornográfico

Descubriendo al Ed Wood del cine pornográfico

Los festivales de San Sebastián y de Zurich crean mercado de filmes "huérfanos" por la pandemia

El tradicional festival vasco apostará a incrementar su mercado

Cómo crece la actividad on demand durante la cuarentena

Netflix crece menos que los servicios con publicidad

El streaming crece en visionado pero no en suscriptores

HBO Now: mucho visionado, los mismos suscriptores

Disney rebaja todos los salarios de sus ejecutivos para hacer frente a la crisis por el coronavirus

Bob Iger renuncia a su salario de u$ 2,5 millones

Las ventajas de que el porno sobreviva

Las ventajas de que el porno sobreviva

Qué se puede hacer salvo quedarse frente a la pantalla

Un clásico del romance, directo a nuestra casa mediante YouTube