El próximo 9 de noviembre la televisión argentina tendrá su primer gran encuentro desde el estallido de la pandemia de Covid 19 en marzo del año pasado. Ayer se anunció que ese día se entegarán, en una enorme gala a realizarse en el Luna Park, los premios Martín Fierro de cable 2019/2020. Binomio anual por la circunstancia, el premio quedará, para cada categoría, dividido en dos. La transmisión del evento, que contará con la conducción de Carolina "Pampita" Ardohain y Joaquín "Pollo" Álvarez, estará a cargo de Crónica HD desde las 20 (la alfombra roja) y las 21 (la ceremonia) hasta pasada la medianoche. Para eso dispondrá de 10 cámaras, 2 grúas, 1 dron, 7 pantallas led y 1 decena de fotógrafos que cubrirán un evento que, por el contexto, se adivina histórico.

Revisadas las nominaciones que dio a conocer Luis Ventura, presidente de APTRA, queda claro que el cable se ha convertido, sobre todo, en el lugar donde el público se informa, opacando en gran medida a la TV de aire. El protagonismo de las señales periodísticas (la propia CrónicaHD -de las más nominadas-, A24, TN, La Nación+, Canal 26, C5N, etcétera) muestra claramente el peso que tiene el desarrollo de la noticia en vivo como materia prima del cable. Hay un cambio en el ecosistema de medios que vuelve al periodismo relevante; de allí que en casi todas las 33 categorías sean las señales con más peso. De allí que una categoría central sea la de Programa periodístico, donde buscan el premio 70-20-20 (CrónicaHD), GPS (A24), A dos voces (TN), Minuto Uno (C5N) y Odisea Argentina (LN+), todos espacios, además, con fuerte impronta política, síntoma de estos tiempos.