Cuando la pandemia pase, se verá que una de sus mayores consecuencias será la optimización del entretenimiento on line. Que, a partir del próximo 29 de mayo, pasará una prueba de fuego. Después del festival Together at Home, en beneficio de la OMS y curado por Lady Gaga, que resultó un auténtico éxito, era de esperar que la industria audiovisual emprendiera alguna acción semejante, especialmente en un panorama donde los grandes festivales aparecen o bien postergados o bien, directamente, cancelados. YouTube anunció finalmente que entre el 29 de mayo y el 7 de junio podrá accederse al We Are One Festival, gratuitamente y en todo el mundo. En esos diez días, podrán verse veinte películas de los principales festivales de cine del mundo, especialmente elegidos por cada uno, así como otros eventos on line.

Los participantes de la iniciativa incluyen a Cannes, Venecia, Berlín, TriBeCa, Sundance y Toronto, entre otros. La selección estará curada por cada uno de los festivales. De todos modos, lo que todos dejan claro es que no se trata de un "reemplazo" de estos eventos, sino de otra cosa aparte, una manera de difundir el trabajo que realizan las muestras y además crear una ventana de contenidos.

Hay algo más: sostener la relevancia de los Festivales. Muchos de ellos tienen como fin generar un mercado y un lugar de encuentro entre los diferentes participantes del negocio (productores, agentes de derechos, distribuidores, exhibidores y pensa) y funcionar como "amplificadores" de la actividad. En efecto: un Festival de cine genera siempre mucha prensa alrededor de las películas, lo que les coloca un valor, incluso económico. El hiato indefinido alrededor de los festivales genera también una consecuencia a futuro: muchos contenidos que no habrán generado suficiente "ruido" internacional como para convertirse en negocios (más o menos, en este campo nunca se sabe) rentables.

Entre los participantes, el único festival "grande" e influyente que no aparece es SXSW, el encuentro de cine, nuevas artes y contenidos digitales que debería haberse llevado a cabo en marzo en Austin (Texas). La razón es simple: será completamente digital y estará disponible desde hoy gratuitamente a través de la plataforma Amazon. De hecho, la iniciativa de We Are One es una especie de "respuesta" a la iniciativa de SXSW. Que, como TriBeCa, también estableció un acuerdo con San Sebastián y Zurich para presentar en esos mercados varias de las producciones que tenían seleccionadas oficialmente. La selección de We Are One se conocerá en la próxima semana.

Más notas de

Leonardo Desposito

Cine italiano, música para chicos, y buen teatro para salir

Cine italiano, música para chicos, y buen teatro para salir

España: erotismo y burla entre la Transición y el destape

España post Franco: El fascista, la beata y su hija desvirgada

Películas políticas que no sabías que eran políticas

Kate Winslet yLeonardo DiCaprio en TItanic, también filme político

Cines de EE.UU. en guerra con las plataformas de streaming

Space Jam, víctima del SVOD

Netflix apuesta por contenidos propios y no compra empresas

The Witcher, uno de los contenidos estrella de Netflix

Cuatro "películas de chicos" para disfrutar todos en Netflix

Los Mitchell vs. las máquinas, gran animación de Netflix

El "pase sanitario" destroza cines en Francia

Kaamelott, película herida por las restricciones sanitarias en Francia

PornHub, el arte erótico y la furia de los grandes museos

El nacimiento de Venus, de Sandro Botticelli

Vampiros, títeres y Leo García para pasar un gran fin de semana

La danza de los vampiros, de Roman Polanski

Abbas Kiarostami: poesía para terminar con las polémicas

El viento nos llevará, joya de Kiarostami